¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Alemania aprueba el anteproyecto de ley de conducción autónoma, con lagunas

    Pruebas de conducción autónoma de nivel 4 en instalaciones de MercedesMercedes

    El controvertido proyecto de ley de conducción autónoma de Alemania ha salido adelante. Por ahora se trata solamente del marco de la futura ley, un importante paso adelante en esta materia, de la que los alemanes quieren liderar en todo el mundo permitiendo la circulación de coches autónomos de nivel 4. El siguiente paso es la protección de datos y dirimir responsabilidades.

    Hace tan solo unos días conocíamos las intenciones de Alemania por aprobar una ley para regular la circulación de los coches autónomos de nivel 4 en el territorio germano, un proyecto de ley que fue rechazado por gran parte de la cámara por presentar lagunas en áreas clave de suma importancia. Finalmente, se ha aprobado un anteproyecto de ley en el que se resolverán los puntos más conflictivos.

    No es una novedad que Alemania quiere liderar la normativa de conducción autónoma a nivel mundial, sus principales fabricantes y grandes proveedores de componentes y tecnología invierten grandes partidas para su desarrollo. Los alemanes han dejado claro que van a ir «más allá de las pruebas de vehículos autónomos y sin conductor que ya es posible en la vía pública e iniciar su funcionamiento regular».

    Foto Mercedes Clase S 2021 - exterior
    El nuevo Mercedes Clase S 2021 está preparado para funciones de conducción autónoma de nivel 4

    El primer paso de la ley de conducción autónoma de Alemania pasa por el transporte pesado y el de personas

    Eso sí, el borrador dice claramente que este funcionamiento regular será en áreas definidas por las autoridades, no en las «Autobahn». El ministro de transportes germano espera que otros países se sumen a una reglamentación común a ivel mundial. Los expertos coinciden que la nueva ley es un importante paso adelante, pero consideran que es una tecnología muy cara, por lo que carreteras y autopistas plagadas de coches autónomos no se verán hasta 2030, como muy pronto.

    El Ministro de Transportes alemán ha señalando que «Ahora queremos coches y autobuses autónomos que lleven a los pasajeros a su destino exactamente cuando sea necesario, y luego se estacionen ellos mismos en el estacionamiento. No solo es conveniente, es seguro. Nueve de cada diez accidentes ocurren porque las personas cometieron errores. Los coches autónomos, por otro lado, están controlados por una computadora. No se dejan distraer ni se cansan».

    Una tecnología que no es perfecta, por mucho que la alabe el ministro, y que no está exenta de fallos. De hecho, uno de los problemas que es necesario solventar es si el conductor o los pasajeros pueden activar la parada de emergencia, algo de lo que ahora mismo no hay constancia de que se pueda realizar. Los redactores del anteproyecto se enfrentan al capítulo más discutido: la protección de datos de los propietarios y las responsabilidades ante un accidente.

    La protección de datos y la responsabilidad en un accidente son las lagunas a resolver de la ley de conducción autónoma articulada en Alemania

    De hecho, desde la asociación de aseguradoras alemanas se ha pedido que se conserve el seguro de responsabilidad civil, de manera que si un pasajero o peatón se lesiona mientras el coche autónomo conduce, será el seguro de responsabilidad civil del propietario del vehículo el que cubra los daños, sin tener que demostrar quién o qué causó exactamente el accidente. Esta cuestión excluye directamente a los fabricantes de la responsabilidad, y en lo que las autoridades de tráfico no están de acuerdo.

    Este departamento entiende que si se investigan las causas de un accidente con conductores humanos implicados, más aún es necesario hacerlo con un coche autónomo. El problema es la complejidad de todos los componentes implicados, pero con un resultado que puede ser determinante y no achacable directamente al propietario. De hecho, la futura ley de conducción autónoma que se quiere aprobar antes del verano, considera que los coches autónomos pasarán revisión por la TÜV -la ITV alemana- una vez al año.

    Fuente: Frankfurter Allgemeine Zeitung