¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Audi da pistas sobre su programa oficial y 'carreras-cliente' en LMDh

    Audi quiere dar continuidad a sus éxitos en resistencia con su nuevo prototipo LMDh.

    Chris Reinke, jefe del departamento 'carreras-cliente' de Audi, ha explicado los objetivos de la marca en su programa LMDh.

    La firma alemana quiere combinar un modelo con estructuras oficiales en WEC e IMSA y apoyo a 'equipos-cliente' en ambas series.

    Audi Sport sigue afinando las claves del proyecto LMDh con el que la firma alemana competirá en la clase reina del WEC e IMSA a partir de 2023. Chris Reinke como máximo responsable del departamento 'carreras-cliente' del fabricante alemán ha explicado que la marca trabaja en dar forma a un programa 'bicéfalo' que tendrá dos áreas diferentes. Por un lado, el objetivo de Audi es tener un equipo de fábrica en ambas series, todo dentro de un programa doble en el WEC e IMSA en el que también tendrán cabida los equipos privados también tendrán la opción de competir con el prototipo LMDh de la firma de Ingolstadt.

    El primer objetivo de Audi es recuperar su cetro en las 24 Horas de Le Mans, prueba en la se ha impuesto en 13 ocasiones. Además, la marca de los cuatro aros quiere luchar por el triunfo en las citas más icónicas de la resistencia como las 24 Horas de Daytona o las 12 Horas de Sebring. Para tal fin, la firma tendrá un equipo oficial en WEC e IMSA, aunque eso no impide que el fabricante tenga entradas 'estratégicas' con 'equipos-cliente', tal y como sucede en su modelo GT3. De esta forma, habrá equipos con respaldo de fábrica que tendrán recursos adicionales como 'equipos-cliente' de alto rendimiento en eventos clave para Audi.

    Al respecto, Chris Reinke ha asegurado: «No hay un equipo de fábrica definido. Hay que decidir eso. Una vez que se haya decidido, tendremos nuestra interpretación lógica para el programa 'carreras-cliente'. En la categoría GT3 se ha demostrado que es un buen modelo de trabajo con socios en un sitio y otro. Por otro lado, el DTM o la antigua categoría LMP han sido ejemplos de cómo pueden definirse programas de fábrica, ejecutados de maneras diferentes. Ahora hay que unir esas filosofías y encontrar un compromiso para dar forma a un modelo común. Por el momento no se han discutido ciertos límites u objetivos finales».

    Fotos: Audi Sport