¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Audi estrena una nueva tecnología para ofrecer avisos de peligros en carretera

    Novedades en el apartado de tecnología de Audi. La marca alemana aprovecha la tecnología «Car-to-X» de comunicación entre vehículos e infraestructuras para emitir avisos de peligros locales a través de una nueva solución técnica de un proveedor sueco. El sistema puede detectar imperfecciones en la carretera y emitir una alerta a los conductores para evitar accidentes.

    Desde 2017, los modelos más modernos de Audi cuentan con la sofisticada tecnología de comunicación entre vehículos e infraestructuras, recibiendo avisos de situaciones de peligro, accidentes, retenciones de tráfico e inclemencias meteorológicas de baja visibilidad.

    Unas alertas que pueden evitar accidentes o bien recalcular rutas para evitar las congestiones, que toma en consideración el número de veces que se activa el control de estabilidad y de tracción en cada trayecto, el tiempo de cada intervención, los sensores de luces y lluvia, los limpiaparabrisas, la activación de las luces de cruce y antiniebla, y llamadas de emergencia o despliegues de airbags si los hay. La tecnología del coche conectado llega a un nuevo nivel.

    Audi Car-to-X
    Los navegadores de los modelos de Audi reciben información de comunicación Car-to-X desde 2017

    La sofisticada tecnología de Audi permitirá avisar sobre firmes resbaladizos

    Pero la marca de los cuatro aros ha ido un poco más allá gracias a la colaboración con los especialistas suecos de Nira Dynamics, que ha desarrollado una tecnología para detectar los cambios más pequeños en el agarre de la carretera, y transmitir esta información en tiempo real, advirtiendo de firmes resbaladizos. Los suecos han desarrollado un software que capta la información transmitida por los sensores que miden la velocidad de las ruedas y la aceleración.

    Esta información se transmite de forma inalámbrica a una nube de datos de la empresa sueca, se eliminan los metadatos del vehículo, se estima el coeficiente de fricción entre los neumáticos y la superficie de la carretera y el grado de patinaje de las ruedas, y se emite una alerta que se envía directamente a los servidores de HERE, el proveedor de los mapas de navegación de Audi. A través del navegador es como se reciben estos avisos de peligros locales, con el posicionamiento exacto.

    Una interesante mejora que se pondrá en marcha en todos los modelos de todas las marcas que forman el grupo Volkswagen, por lo que no será exclusiva de los cuatro aros. El gigante alemán utiliza una tecnología especial llamada «enjambre de alta precisión» para recopilar un gran volumen de datos e información y elaborar los avisos. Solo en Europa, más de 1,7 millones de unidades del grupo ofrecerán información a lo largo de 2021.