¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Barrett-Jackson Scottsdale 2017: Un Aston DB4 1964 eclipsa a las estrellas invitadas

    11

    Los protagonistas del evento de Barrett-Jackson en Scottsdale no decepcionaron.

    Modelos como el Chevrolet CERV I, el Hennessey Venom GT Spyder de Steven Tyler lograron altas pujas.

    Al evento acudieron algunas de las personalidades que ponían a la venta sus modelos, como Justin Bieber, Burt Reynolds o Dale Earnhardt Jr.

    Chevrolet CERV I, vendido por 1.3 millones.

    El macro evento de Barrett-Jackson en Scottsdale terminaba el domingo 22 de enero, con el esperado éxito de participación y de resultados económicos. La gran mayoría de lotes encontraron nuevo comprador, llegando incluso a batir algunos récords menores, siendo los lotes anteriormente destacados los protagonistas de los días de subasta.

    En total salieron a la venta varios centenares de vehículos, además de los consabidos objetos de memorabilia, y en el estrado se dieron cita algunas celebridades, como apoyo a la venta de sus vehículos.

    Uno de los más destacados fue el cantante Justin Bieber, que puso a la venta su célebre Ferrari 458 Italia tuneado por West Coast Customs. El modificado Ferrari de color celeste logró un precio de 434.500 dólares, lo que supone el récord actual para el modelo.

    Pontiac Firebird número de bastidor 001.

    También subió al estrado el mismísimo Burt Reynolds, que puso a la venta un Pontiac Firebird Custom Coupe de 1978, este alcanzó los 275.000 dólares, otro récord para el modelo. Aunque más raros eran los ejemplares que componían la pareja de primeros ejemplares fabricados del Firebird, vendidos como un solo lote sin reserva y que alcanzaron los 258.500 dólares. Un precio bastante bajo para dos piezas históricas como estas.

    El Hennessey Venom GT Spyder de Steve Tyler, solista de Aerosmith, también lograba venderse. Salía sin reserva y alcanzaba los 800.000 dólares, ese importe irá destinado por completo a una causa benéfica, Janie’ s Found, una organización benéfica creada por el artista en colaboración con la asociación Youth Villages. Este era el primero de los únicos 6 Venom Spyder construidos y precisamente unas pocas horas de la subasta del deportivo de Tyler, Hennessey anunciaba el fin de la producción del modelo, publicando las imágenes del Venom Final Edition, cuyo precio era de 1.2 millones de dólares.

    También podíamos encontrar un espectacular Bugatti Veyron Grand Sport de color blanco perteneciente al boxeador Floyd Mayweather Jr., sin embargo, este no logró alcanzar su precio de reserva y se quedaba sin comprador.

    El Bugatti Veyron blanco de Mayweather, no se vendió.

    Por otra parte, el piloto de la NASCAR Dale Earnhardt Jr. llegaba a Barrett-Jackson para animar las ventas de dos vehículos que presentaba, ambos por los mismos motivos que el cantante de Aerosmith, aunque en este caso en beneficio de la asociación Nationwide Children´s Hospital. Por un lado teníamos un Chevrolet Chevelle modificado que era donado por la propia Chevrolet y en cuyo diseño participó el piloto y por otro el Chevy SS con el que Earnhardt ganó hasta 6 carreras entre 2014 y 2015.

    A falta aún de recibir los datos completos de los resultados, los modelos que recibieron las pujas más altas fueron un Aston Martin DB5 de 1964 y el prototipo único Chevrolet CERV I. Ambos con una puja máxima por encima del millón de dólares.

    El Chevrolet CERV I es un modelo del que ya hemos hablado extensamente, fue un prototipo creado por el equipo de desarrollo de Chevrolet como banco de pruebas rodante, para que los ingenieros de la marca pudieran tener un abanico de condiciones más realista y extremo sobre el que probar los componentes mecánicos. Este modelo es único y forma parte de la historia de la marca, fue donado en su día por Chevy al Museo Briggs Cunningham, pero tras el cierre de este pasó a manos privadas. Esta semana cambió de manos por 1.3 millones de dólares.

    El Aston DB5 de 1964, el rey de la subasta con sus 1.48 millones.

    El modelo que alcanzó el valor más alto fue el Aston DB5 de 1964, un ejemplar impecable sin restaurar, que lograba un magnífico precio de 1.485.000 dólares.

    El fiasco de la subasta le correspondió al Ferrari Testarossa blanco ex Miami Vice. Este ejemplar es el que pertenecía a Peter Lima y aparecía en los medios por primera vez a finales de 2014, cuando salió a la venta en eBay.

    Al no alcanzar el precio solicitado de 1.75 millones de dólares aparecía de nuevo en una subasta de Mecum, donde la puja más alta fue de 475.000 dólares y por tanto no alcanzó su precio de reserva.

    El Testarossa blanco de Peter Lima, al fin vendido, pero por mucho menos de lo esperado.

    Finalmente, llegaba a Barrett-Jackson con el cartel “sin reserva” y lograba ser vendido por solo 151.800 dólares. Un gran precio para un Testarossa en su estado pero menos de un tercio de lo que pudieron sacar en las subastas anteriores.

    Barrett-Jackson Scottsdale 2017: Un Aston DB4 1964 eclipsa a las estrellas invitadas
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto