¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Biolixiviación, la nueva técnica de Renault para crear baterías sostenibles

Biolixiviación, la nueva técnica de Renault para crear baterías sostenibles
Las baterías de Renault contarán con sulfato de níquel de Terrafame en el futuro.
David Plaza
David Plaza4 min. lectura

Renault Group ha anunciado un acuerdo de colaboración con Terrafame, empresa finlandesa especializada en la producción de minerales a través de una técnica innovadora denominada biolixiviación.

El sector de la automoción no se detiene en su búsqueda de un modelo que permita la viabilidad de la movilidad eléctrica a largo plazo. Muchos son los frentes abiertos en este sentido, pero el de las baterías es uno de los principales.

El principal punto de apoyo de la movilidad eléctrica es la sostenibilidad medioambiental, pero las baterías constituyen un claro punto débil en este sentido por dos razones: la primera, que son el elemento más contaminante. La segunda, que también es el componente más caro.

Renault accederá a 15 GWh de capacidad anual equivalente en sulfato de níquel bajo en carbono

En este sentido, Renault quiere dar un gran paso adelante con el nuevo acuerdo alcanzado con Terrafame, una empresa finlandesa dedicada a la extracción de minerales, aunque no de la manera tradicional.

La singularidad de Terrafame reside en el uso de la técnica de la biolixiviación, que se sirve de organismos vivos, generalmente microorganismos, para extraer metales desde minerales o minas. El acuerdo de Renault con Terrafame permitirá al grupo francés de automoción acceder a 15 GWh de capacidad anual equivalente en sulfato de níquel bajo en carbono para la fabricación de baterías de vehículos eléctricos.

Qué es la biolixiviación

Esta técnica, además de ser mucho más respetuosa con el medio ambiente que la lixiviación tradicional, resulta más rentable, pues en ella se reduce hasta en un 90% la energía necesaria para producir sulfato de níquel, uno de los principales componentes de las baterías destinadas a vehículos eléctricos.

La biolixiviación puede realizarse con un gran número de microorganismos capaces de oxidar metales, incluyendo especies de bacterias de los géneros Acidithiobacillus, Leptospirillum y Sulfobacillus, entre otras, así como arqueas de los géneros Ferroplasma, Acidiplasma, Metalosphaera y Sulfolobus, entre otras.

En esencia, el proceso consiste en que los iones de hierro oxidado o ion férrico oxiden el mineral sulfurado, que es la forma más abundante en la que se encuentran la mayoría de los metales en la corteza terrestre. En ello es vital la actividad ferro-oxidante de los microorganismos, que utilizan el hierro reducido o ion ferroso como fuente de energía. Además, los microorganismos catalizan la regeneración de ion férrico, que actúa como agente oxidante de la mena.

Igualmente, los microorganismos llevan a cabo otras reacciones como por ejemplo la oxidación del azufre que se forma a partir de la liberación del ion sulfuro que se genera en la oxidación del mineral. El resultado de la biolixiviación es la generación de cationes metálicos solubles que pueden ser purificados y refinados a futuro para obtener el metal deseado.

Fuente: Renault Group / Fotos: Renault