¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    BMW define sus objetivos en las clases GTD Pro y LMDh del IMSA

    BMW define sus objetivos en las clases GTD Pro y LMDh del IMSA
    BMW Motorsport quiere mostrar su nuevo BMW M4 GT3 en la clase GTD Pro del IMSA en 2022.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Mike Krack, responsable de BMW Motorsport, ha definido los claves del plan de acción de la marca en IMSA.

    La firma tiene el objetivo de estar en GTD Pro con su nuevo BMW M4 GT3, además de preparar su salto a la clase LMDh.

    BMW Motorsport es uno de los fabricantes de referencia en IMSA, incluso si su participación actual está lejos de la de temporadas pasadas. Sin embargo, el campeonato ofrece grandes opciones a la firma de Múnich, tal y como ha explicado Mike Krack. El responsable del brazo deportivo de la marca ha reafirmado el compromiso del fabricante con el campeonato y los pasos que planea dar la firma en torno al certamen. Por un lado, BMW mira la clase GTD Pro como escaparate perfecto del nuevo BMW M4 GT3. Por otro, el fabricante trabaja en su proyecto LMDh, posiblemente de la mano de Dallara y de equipos como Andretti Autosport y el Team RLL.

    Por el momento, Mike Krack ha explicado que BMW tiene en mente participar en la clase GTD Pro en 2022 y en LMDh en 2023, si bien un programa paralelo no está descartado: «Por ahora puedo decir es que estamos trabajando para hacer GTD Pro en 2022 y estar en la clase LMDh en 2023. Si también estaremos entonces en GTD o GTD Pro al mismo tiempo no lo puedo decir todavía. Tenemos claro que vamos a intentar competir en GTD Pro el año que viene porque tenemos un nuevo coche que queremos mostrar. Por otro lado, nuestro programa LDMh está confirmado. Como siempre, tenemos cualquier actividad paralela en nuestro radar».

    La clave a la hora de dar forma al programa en la categoría GTD Pro, en la clase LMDh y la posible combinación de ambos programas está en los equipos privados que quieran asociarse a BMW para competir junto a la marca alemana, ya sea con el BMW M4 GT3 o con su futuro LMDh. De hecho, BMW no tiene intención de competir con un equipo de fábrica en la clase GT del IMSA, mientras que para el proyecto en la clase reina se combinará una estructura oficial con un programa 'carreras-cliente', toda vez que BMW sí valora dar el salto a las 24 Horas de Le Mans con un proyecto de fábrica y su futuro prototipo.

    Fuente: Racer / Fotos: BMW Motorsport