¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El BMW de Timo Glock y ROWE Racing también competirá con 'Space Drive'

    El BMW de Timo Glock y ROWE Racing también competirá con 'Space Drive'
    El BMW #16 estrenará el sistema 'Space Drive' en el test oficial del DTM en Lausitzring.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    El BMW #16 de Timo Glock utilizará el sistema 'Steer by Wire' de Schaeffler Padavan en la temporada 2021 del DTM.

    Esta tecnología 'Space Drive', elimina la columna de dirección y transmite los movimientos del volante electrónicamente a las ruedas.

    Mücke Motorsport no será el único equipo en poner en pista un GT3 sin columna de dirección en la campaña 2021 del DTM. Utilizando la tecnología 'Space Drive' que ofrece Schaeffler Paravan, ROWE Racing competirá también con un BMW M6 GT3 sin conexión mecánica entre el volante y el sistema de dirección. De esta forma, el BMW #16 de Timo Glock competirá con un sistema 'Steer by Wire' llamado 'Space Drive' que transfiere los movimientos del volante del piloto a las ruedas de manera electrónica. Este sistema fue aprobado por DMSB en 2019 y debutará este año en el DTM.

    Los GT3 convencionales y casi la totalidad de los vehículos de competición y de calle disponen de una conexión mecánica entre el volante y la dirección. Sin embargo, Schaeffler Paravan ha ideado un sistema que recibe el nombre de 'Space Drive' que aprovechando la tecnología 'Steer by Wire' canaliza los movimientos del volante realizados por el piloto hacia las ruedas de manera electrónica, a través de un cable. Una tecnología que ROWE Racing utilizará en el BMW #16 de Timo Glock, no así en el BMW M6 GT3 con dorsal #31 que pilotará Sheldon Van der Linde. De esta forma, la estructura podrá comparar el funcionamiento de ambos sistemas.

    Al respecto de este proyecto, Timo Glock ha señalado: «Un sistema de dirección por cable en un coche de carrera es algo totalmente diferente. Estoy muy emocionado al respecto. Creo que será un desafío totalmente nuevo y un proyecto que ayudará a dar forma al futuro del automóvil, ya sea en competición o en las calles. En el automovilismo se prueban un número elevado de sistemas que luego se trasladan posteriormente a los vehículos de producción. Espero con ansias el desafío y probar este sistema por primera vez en los test de Lausitzring. Quiero colaborar en la evolución de esta tecnología junto a Schaeffler Paravan, ROWE Racing y BMW».

    Fotos: DTM