¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mücke Motorsport vuelve al DTM con una apuesta tecnológica innovadora

    Mücke Motorsport vuelve al DTM con una apuesta tecnológica innovadora
    Gary Paffett pilotará el Mercedes-AMG GT3 con dorsal #18 del equipo Mücke Motorsport.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    El Mercedes-AMG GT3 de Mücke Motortsport utilizará una tecnología sin conexión mecánica entra la unidad de dirección y la cremallera de dirección.

    Este sistema por cable ha sido evaluado por Gary Paffett, dando

    Mücke Motorsport será uno de los 'equipos-cliente' de Mercedes-AMG en la temporada 2021 del DTM. La estructura confirma así su regreso a la serie y lo hace con un proyecto en el que participa Gary Paffett, campeón del certamen en 2005 y 2018. De esta forma, el piloto británico también regresa al certamen y lo hace bajo el paraguas del equipo de Stefan Mücke, ex piloto que compitió contra el propio Paffett en el periodo comprendido entre 2003 y 2006. Tras dar forma a su equipo, Mücke Motorsport ha sido un fijo de la parrilla del DTM durante más de una década, entre 2005 y 2016.

    Con esta trayectoria y esta conjunción de talento e historia del DTM en su unión con Paffett, el equipo Mücke Motorsport quiere dejar su impronta en su retorno al campeonato alemán y el Mercedes-AMG GT3 con dorsal #18 incorporará una tecnología innovadora. Su nombre es 'Space Drive' y se trata de un sistema desarrollado por Schaeffler Paravan que permite que el GT3 del equipo funcione sin conexión mecánica entra la unidad de dirección y la cremallera de dirección. La Federación Alemana de Deportes del Motor (DMSB) aprobó este sistema en 2019 y gracias a Mücke tendrá su debut en el DTM este año.

    Al respecto, Stefan Mücke ha señalado: «Estamos contentos de utilizar el DTM para seguir desarrollando la tecnología 'Space Drive'. Creemos que el campeonato ofrece la plataforma perfecta para este tipo de objetivos, por lo que vamos a seguir construyendo nuestra estrecha colaboración con Schaeffler Paravan. Creo que el motorsport siempre ha permitido que se produzca una aceleración en el desarrollo de la tecnología de la industria automotriz y nos gustaría contribuir con nuestra experiencia para dar forma a una tecnología que puede llegar a los coches del futuro. Además, nuestro piloto ha acabado satisfecho con su comportamiento, así que no podemos estar más seguros de esta decisión».

    Fotos: DTM