¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Brendon Hartley: «Ganar Le Mans con Toyota fue algo diferente»

    El neozelandés Brendon Hartley ha tenido una gran temporada de debut con Toyota en el WEC.

    Brendon Hartley, como ya hizo su compañero Sébastien Buemi, ha repasado sus momentos más felices en el WEC.

    El piloto neozelandés ha puesto en relieve la importancia de ganar las 24 Horas de Le Mans con una marca como Toyota.

    Brendon Hartley está viviendo una nueva 'juventud' dentro del WEC tras recalar en el equipo Toyota Gazoo Racing como sustituto de Fernando Alonso en el Toyota #8. Tras ser víctima del cierre del proyecto de Porsche en la clase LMP1 y pasar brevemente por SMP Racing, el piloto neozelandés ha podido regresar a la categoría reina del Mundial de Resistencia y a los triunfos dentro de la misma. En este aspecto, Hartley ha hecho un repaso por su ya dilatada trayectoria en el WEC que comenzó en 2012 y que puede llevarle a conseguir su tercer título de pilotos a la finalización de esta campaña en las 8 Horas de Bahrein.

    En esta línea, Brendon Hartley ha rememorado sus mejores momentos en el WEC: «Fue un verdadero esfuerzo de equipo lograr el título en 2015, ya que los mecánicos de Porsche tuvieron que hacer un ajuste en el acelerador porque estaba roto. Terminamos con un coche que acelaraba de 0 al 100%, no había nada intermedio. Ganar mi primer título con mis amigos Mark Webber y Timo Bernhard fue muy especial. También recuerdo de forma especial mi primera victoria en Le Mans. Pasamos 30 minutos en el box con una avería, pero pudimos luchar por llevarnos la victoria. Ganar Le mans con Earl Bamber, con el que crecí en Nueva Zelanda, fue único».

    Por último, mirando al presente, Hartley ha reconocido: «Ganar Le Mans con Toyota fue algo diferente. Al final es volver a ganar con otra marca y otros compañeros, así que se sintió especial. Todos en el equipo me han hecho sentir bienvenido y me ha encantado pilotar el Toyota TS050 Hybrid en Le Mans. Es otro punto memorable, pese a la ausencia de fans en la pista. Los extrañamos mucho. Los aficionados son parte importante de Le Mans y uno de los motivos que hacen a la carrera tan especial y sin ellos la carrera carece de esa atmósfera única a la que tan acostumbrados estamos».

    Fotos: Toyota Gazoo Racing