¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Buhk sustituirá a Paffett en las rondas del DTM en Monza y Lausitzring

    Gary Paffett tendrá pocas opciones de pelear por el título del DTM ante su doble ausencia.

    Maximilian Buhk se pondrá a los mandos del Mercedes #18 de Mücke Motorsport en las dos primeras rondas del DTM.

    El piloto alemán ocupará el puesto de Gary Paffett ante el choque de fechas entre el DTM y la Fórmula E.

    Gary Paffett es uno de los nombres propios de la parrilla del DTM 2021 como doble campeón de la serie. Sin embargo, el piloto británico tendrá muy difícil pelear por el título en la primera temporada del certamen bajo normativa GT3. El choque de fechas entre el DTM y la Fórmula E impedirá que Paffett esté presente en las dos primeras citas. De hecho, Mücke Motorsport ha confirmado que Maximilian Buhk será el encargado de pilotar el Mercedes #18 de Paffett en Monza y Lausitzring. Aunque Gary sólo ocupa el papel de piloto reserva de Mercedes EQ en la Fórmula E, este rol tiene prioridad sobre su programa en el DTM.

    La coincidencia de los ePrix de Pueblo y Londres con los eventos del DTM en Monza y Lausitzring dejaban muy poco margen de acción. De hecho, Mücke Motorsport ya se había adelantado a esta circunstancia y ya probó con Maximilian Buhk tanto en el primer test oficial de pretemporada en DTM en Hockenheim como recientemente en Monza. Pese a los cambios obligados en el Mercedes #18, el equipo Mücke Motorsport no renuncia a usar la tecnología 'Space Drive', la dirección por cable desarrollada por la compañía alemana Schaeffler Paravan. Una tecnología que además también equipará el BMW M6 GT3 del equipo ROWE Racing pilotado por Timo Glock.

    Maximilian Buhk, piloto de HTP-Winward en el ADAC GT Masters, afronta su debut en el DTM con ilusión: «Estoy encantado de ser parte de este proyecto y del desarrollo de Space Drive, aunque sea sólo como piloto sustituto. Conducir con esta tecnología en particular y con un sistema de dirección por cable en particular es una experiencia completamente nueva para mí. Mi primera impresión del coche fue positiva. Me sorprendió la buena respuesta de la dirección, pero todavía hay algunas áreas en las que se puede mejorar. Competir en la primera cita de la nueva temporada del DTM en Monza será algo emocionante».

    Fotos: Mücke Motorsport