¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La fabricación del Camaro Hennessey "The Exorcist" en vídeo

    7

    Hennessey Performance ha publicado un interesante vídeo con el proceso de fabricación completo del Camaro HPE1000 "The Exorcist", que gracias a su excelente estrategia de marketing y sus 1.013 CV es uno de los muscle cars más destacables del momento.

    El brutal Hennessey HPE1000 “The Exorcist”.

    Hennessey nos sigue mostrando poco a poco una de sus últimas criaturas más salvajes, su kit HPE1000 para el Chevrolet Camaro ZL1, apodado “The Exorcist”. En esta ocasión nos muestra un vídeo del proceso de fabricación del modelo, que incluye numerosas modificaciones al que es de por si la versión más salvaje de la actual gama Camaro.

    Presentado en las mismas fechas del Salón de Nueva York 2017, el Hennessey HPE1000 “The Exorcist” no solo será recordado por ser la máquina brutal que es sino por ser una de las mejores estrategias de marketing de la historia del mundo del motor, como uno de los mejores ejemplos de oportunismo de la historia.

    El movimiento de Hennessey fue simplemente brillante. Tras varios meses de lento y paulatino destape, con una de las campañas promocionales más elaboradas que hemos visto en los últimos tiempos, se acercaba la fecha de la presentación del nuevo Dodge Challenger SRT Demon, el Salón de Nueva York. Cuando todo el mundo estaba expectante esperando la revelación del Demon, aparecía Hennessey, solo unos pocos días antes de la presentación del modelo de Dodge, y presentaba su versión de 1.000 caballos del Camaro ZL1, apodado “el exorcista”, precisamente el mayor enemigo del “demonio”.

    Una de las primeras imágenes promocionales.

    La jugada fue maestra. A pesar de los millones que debió costar la extensa campaña de teasers y vídeos del Dodge Demon, Hennessey lograba la mayor repercusión posible con apenas un par de imágenes y un vídeo casi de calidad casera que empleaba ‘Highway to Hell’ de AC/DC como banda sonora.

    Por norma general, Hennessey nunca emplea nombres para sus creaciones, tan solo usa las mismas siglas con la cifra de potencia para crear la denominación de sus paquetes, por lo que en teoría, la referencia HPE1000 debía haber sido la única denominación de este modelo. Añadirle el nombre “The Exorcist” a este paquete fue una genialidad y un oportunismo sin igual. Todos nos quedamos con las ganas de ver la cara de los responsables de marketing de Dodge, que poco después registraban la denominación "Angel", más que probablemente para protegerse de nuevos ataques similares.

    Marketing aparte, a nivel técnico este paquete HPE1000 es bastante reseñable. Gracias a múltiples modificaciones mecánicas, Hennessey logra elevar los 650 CV originales del Camaro ZL1 hasta unos más que impresionantes 1.013 CV (1.000 hp) y 1.310 Nm de par máximo. El pack es más caro que el propio Camaro ZL1 en los Estados Unidos. Si el vehículo nuevo base cuesta unos 60.000 dólares, el pack tiene un costo de 55.000 dólares para la versión manual y de 64.950 dólares si es automático, a los que hay que sumar (casi obligatoriamente) los paquetes opcionales de carreras, que tienen un coste de 6.995 dólares para el de circuito o de 8.995 dólares para el destinado a pistas de drag.

    La fabricación del Camaro Hennessey "The Exorcist" en vídeo