Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Este es el Chrysler 300 Hellcat Twin Turbo que FCA no quiso fabricar

Más tarde o temprano tenía que pasar, alguien ha decidido instalar un V8 Hellcat en el vano motor de un Chrysler 300 SRT8, creando así el primer Chrysler 300 SRT Hellcat no oficial que podemos encontrar en la calle. Una versión que la marca se negó a fabricar en su día.

Chrysler 300 SRT Hellcat Twin Turbo.

En el vídeo que podéis encontrar al pie de este artículo aparece una de las modificaciones más lógicas que podíamos encontrar sobre el Chrysler 300, pero que sin embargo, por el motivo que fuera, no habíamos visto hasta ahora, un ejemplar del Chrysler 300 SRT8 equipando el motor Hellcat V8 de 6.2 litros sobrealimentado.

Este ejemplar del Chrysler 300 SRT8 de 2014 pertenece un usuario que ha decidido modificarlo de una manera muy extrema, y además del nuevo bloque Hellcat encontramos dos nuevos turbocompresores Hellion que disparan la potencia de los 717 CV originales del Hellcat a unos 1.000 CV.

Este motor fue estrenado sobre los Dodge Charger y Challenger hace unos pocos años, pero ahora lo podemos encontrar también en el Jeep Grand Cherokee Trackhawk y en el propio catálogo de motores cliente (crate engines) de la marca, por lo que cualquiera con poco más de 20.000 $ puede hacerse con uno de estos motores totalmente nuevo y servido con un kit ‘plug&play’ que incluye todos los elementos necesarios para su montaje, que según la marca puede realizarse incluso en modelos anteriores a la década de los ochenta.

Chrysler 300 SRT Hellcat Twin Turbo.

El Chrysler 300 está basado en la misma plataforma LX que los Dodge Charger y Challenger, por lo que el bloque V8 Hellcat debería encajar a la perfección en el vano motor del sedán. Sin embargo, esta combinación no llegaremos a verla nunca en los concesionarios, ya que la marca simplemente se ha negado a hacerla.

Precisamente cuando Jeep estrenó la nueva versión Grand Cherokee Trackhawk, equipada con este motor V8 sobrealimentado, aparecían unas fotos espía de un extraño prototipo del Chrysler 300S dotado del Appearance Package opcional y de unos enormes neumáticos radiales Nitto, lo que hizo pensar a más de uno que nos encontrábamos ante una versión drag-racer del sedán equipada con el V8 Hellcat. Sin embargo, desde el primer momento desestimamos esa posibilidad, ya que a pesar de que esa misteriosa unidad pertenecía a la propia compañía, no contaba con una sola modificación mecánica o de bastidor visible que indicará la presencia de un motor de mayor tamaño, como la habitual toma de aire del capó que portan todos los modelos equipados con el bloque Hellcat.

Además, Chrysler se había visto obligada a eliminar la versión SRT8 de la gama estadounidense del sedán varios años antes. Por lo que muy acertadamente dimos por hecho que se trataba de algún experimento o de algún capricho de la marca, ya que no creíamos que hubiese una demanda real para una versión más deportiva de la gama 300. Semanas más tarde fue la propia compañía la que confirmó que nunca habría una versión del Chrysler 300 equipada con un motor Hellcat, aunque nunca han llegado explicar la naturaleza de aquel prototipo.

El misterioso prototipo del Chrysler 300S calzado con neumáticos Nitto.

El ejemplar que aparece en este vídeo es algo muy distinto, pues no es obra de la marca sino de un usuario, que ha decidido radicalizar el comportamiento de la berlina de lujo añadiendo uno de los motores más radicales que podemos encontrar actualmente en el mercado, a lo que se suma los dos turbocompresores adicionales. Curiosamente, a nivel exterior apenas encontramos cambios que delaten el enorme potencial que esconde el modelo.

Fotos: Youtube TalonTSi97

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto