¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Uno de los exclusivos Cizeta V16T del Sultán de Brunei aparece a la venta a estrenar

    15
    Cizeta V16T chasis #101Curated

    Con menos de 1.000 km de uso y sin haber sido matriculado jamás es como ha sido puesta a la venta esta rara e impecable unidad del Cizeta V16T. El extraño superdeportivo de 16 cilindros italiano cuyo origen es el diseño original del Lamborghini Diablo que fue desechado por Chrysler.

    Una de las escasas unidades fabricadas del Cizeta V16T ha aparecido a la venta en un especialista de exóticos y clásicos estadounidense. Este ejemplar es una auténtica pieza de colección y no solo por su estado o la rareza del modelo en sí, ya que se trata de un modelo muy difícil de encontrar en su estado original, sino por el propio historial del ejemplar.

    Este Cizeta V16T es una de las varios que compró el Sultanato de Brunei en la década de los noventa, por lo que no es de extrañar que el ejemplar se encuentre en un estado impecable e incluso aún a estrenar, ya que de los pocos datos que se conocen de la inmensa colección secreta del Sultán es que está compuesta por numerosas unidades sin estrenar o con muy poco uso. La gran mayoría de deportivos de esta colección que han vuelto al mercado contaban con cifras de kilometraje ridículamente bajas. Como este caso, en el que encontramos un ejemplar que ni siquiera ha sido matriculado.

    Solo fueron fabricados unos pocos.

    Esta unidad de color azul muestra solo 966 km en su marcador, seguramente la mayoría de ellos realizados tras haber vuelto al mercado. Se desconoce cuándo cambió de propietario por primera vez, pero actualmente está a la venta en Curated, un especialista estadounidense. Su precio no ha sido anunciado, pero algunos medios locales aseguran que piden 725.000 $ por él.

    Además de ser uno de los ejemplares adquiridos por el Sultán de Brunei, esta unidad fue la empleada por la marca en el stand de la marca en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1993. Por lo que se trata de una de las pocas unidades conocidas públicamente del modelo.

    Historia

    De este extraño deportivo de 16 cilindros solo fueron fabricados un puñado de ejemplares originales, aunque en años posteriores fueron ensamblados unos pocos más, empleando bastidores y elementos sobrantes de la empresa original. Del Cizeta V16T como tal solo fueron fabricados 12 ejemplares antes del cierre en 1994, a los que se sumaron 3 más en los siguientes años, ya que el fundador y propietario de la marca se trasladó a Estados Unidos, donde continúa comercializando el modelo bajo demanda, aunque lo cierto es que desde 2003 no se ha ensamblado ninguno más. Además, de manera paralela, actualmente existe un pequeño proyecto en Italia que trata de crear un superdeportivo empleando la misma mecánica y bastidor del Cizeta, pero con una carrocería ligeramente modificada.

    Es toda una pieza de coleccionista.

    El proyecto original nació a mediados de los ochenta y sus impulsores fueron el empresario Claudio Zampolli, cuyas siglas en italiano (C-Z o Ci-Zeta) dan lugar al nombre de la marca, y el conocido productor musical Giorgio Moroder. Aunque este se desvinculó del proyecto en 1990, por lo que el único ejemplar que llegó a portar el nombre Cizeta-Moroder fue el prototipo inicial, empleado a finales de los años ochenta para presentar la marca y el propio modelo. Este primer prototipo continúa en manos del productor musical.

    A nivel técnico se trata de un modelo muy curioso, pues el diseño era realmente la propuesta original de Marcelo Gandini para el Lamborghini Diablo. Sin embargo, este no gustó a los responsables de Chrysler, en esos momentos propietarios de Lamborghini, quienes decidieron revisar por completo las líneas del deportivo dando lugar al Diablo que conocemos hoy. Esto no hizo ninguna gracia a Gandini, quien tomó el diseño rechazado y se lo ofreció a Claudio Zampolli, quiénes lo terminaron lanzando como un deportivo de edición limitada. Si nos fijamos con atención podemos encontrar algunos rasgos en común entre el Lamborghini Diablo y el Cizeta V16T, como es el caso de los laterales del paragolpes delantero o el trasero.

    A nivel mecánico cuenta con uno de los motores más extraños fabricados nunca, pues aunque se trata de un V16, lo cierto es que era el resultado de unir dos V8 procedentes del Lamborghini Urraco P300 (Hecho que nunca ha sido reconocido por la compañía). Aunque no se trata realmente de dos motores soldados o unidos mediante el cigüeñal, pues el bloque principal es nuevo y de una sola pieza, aunque las culatas y todos los elementos menores sí que se corresponden con los de dos V8 separados. Por lo que el V16 de 6.0 litros cuenta con 2 cigüeñales en lugar de 1, 4 culatas en lugar de 2 y 8 árboles de levas en lugar de 4. La transmisión de 5 velocidades estaba unido al motor por el centro de este, en el punto de unión de los cigüeñales.

    Todo en piel y todo del mismo color. Esto es lo que se consideraba lujo y diseño en los ochenta.

    El resultado era un monstruoso deportivo de motor central transversal con más de 2.0 metros de ancho pero solo 1,11 metros de alto. Su potencia es de 547 CV (540 hp) 542 Nm de par máximo y su única transmisión posible es una caja manual de 5 relaciones. Es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 328 km/h y alcanza los 100 km/h desde parado en solo 4 segundos. Cifras que superaban todo lo que se podía encontrar en el mercado en ese momento.

    Curiosamente, a pesar de ser un proyecto derivado del desarrollo del Lamborghini Diablo, el primer prototipo del Cizeta fue presentado un par de años antes que el Diablo, que no llegó hasta 1990. Por lo que, en teoría, el primer rival del Cizeta fue el Lamborghini Countach 25 Aniversario.

    Uno de los exclusivos Cizeta V16T del Sultán de Brunei aparece a la venta a estrenar