¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Dakar 2017: La victoria de los héroes anónimos

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho

    Lejos de los focos mediáticos y de la lucha por la victoria, un buen número de héroes anónimos alcanzaron el podio de Buenos Aires.

    Philippe Croizon, Isidre Esteve, Gianni Luca Tassi, Albert Llovera y en otro aspecto José Antonio Blangino y Ariel Jatón también son protagonistas.

    97 motos, 22 quads, 58 coches, 5 UTV y 38 camiones alcanzaron la meta del Dakar 2017 según los datos facilitados por la organización del rally a la finalización de la prueba. Buenos Aires acogió a todos ellos y les entregó su particular momento de gloria con la ceremonia del podio, donde todos desfilaron como héroes. Sin embargo, es justo centrarse en el éxito de seis proyectos con tintes épicos por diversas razones que han conseguido terminar el Dakar. Retos personales, de superación y también con ciertas peculiaridades técnicas que se dan la mano en este capítulo de héroes anónimos.

    Isidre Esteve ha terminado el Dakar en la posición 35º de la categoría de coches y cuarto en la categoría T1.S, aunque como el propio piloto reconocía, el objetivo era completar con éxito un proyecto deportivo y social. Ocho años después de su primer fallido intento de alcanzar la meta con un coche adaptado, Isidre ha conseguido finalizar la prueba con su Mitsubishi y de la mano de su cojín inteligente. La gran victoria para Esteve ha sido comprobar que el dispositivo en el que ha estado trabajando durante años es válido para las exigencias propia de un Dakar tras poder completar la prueba sin ningún problema de salud.

    El segundo de los pilotos con discapacidad que ha terminado el Dakar es Gianni Luca Tassi, en este caso a los mandos de un Ford Ranger adaptado y ocupando la 42º posición final. El caso de este italiano tiene muchas similitudes con la historia de Isidre Esteve, toda vez que Tassi tiene una escuela en la que enseña a conducir a personas con discapacidad y también tiene en marcha la fundación 'Uno di Noi'. Terminar el Dakar, que sólo disputó en 1999, era un reto personal en el que ha contado con la ayuda de Massimiliano Catarsi, copiloto con una dilatada trayectoria internacional.

    El cuádruple amputado Philippe Croizon también saboreó las mieles de alcanzar la meta a los mandos de su BMW X6 adaptado. Este aventurero y deportista francés tenía un reto notable por delante, pero su fuerza de voluntad le ha permitido terminar en la posición 49º de la general de la categoría de coches y segundo de la categoría T3, sólo por detrás de Tim Coronel. En cualquier caso, más importante que el resultado es la historia de superación personal de Croizon, que también consiguió cruzar el Canal de la Mancha a nado en 2010 y que suma el Dakar al listado de misiones 'imposibles' conseguidas.

    Albert Llovera es casi un experto en estas lides, toda vez que el piloto andorrano ha finalizado el Dakar por tercera vez. Tras su primer éxito a los mandos de un buggy y de dar el salto a la categoría de camiones en 2016, Llovera ha conseguido llevar su Tatra 538 hasta Buenos Aires y con un ritmo envidiable que le ha llevado a ocupar junto a Charly Gotlib y Jaromir Martinec la posición 24º de la general. A pesar de atravesar algunos momentos críticos, el equipo Bonver Dakar Project y Albert Llovera han vuelto a conseguir una proeza que por repetida no es menos loable.

    Lejos de las historias de estos pilotos discapacitados, también cabe destacar el Dakar de dos pilotos argentinos por las peculiaridades técnicas de sus vehículos. El primero de ellos es José Antonio Blangino, toda vez que ha llevado su icónico Rastrojero a la meta. Por su parte, Ariel Jaton ha conseguido llevar al Acciona 100% EcoPowered a la meta, consiguiendo que el vehículo eléctrico de origen español completase por primera vez el Dakar. A la tercera va la vencida, con excepción incluida por el bloqueo de las asistencias en Jujuy, pero un vehículo 0 emisiones también es capaz de terminar el Dakar.

    Fotos: KH-7 Sport / Albert Llovera