¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Dakar 2020Sainz cree que MINI afronta el Dakar «con garantías» frente a Toyota

    12
    Carlos Sainz y Lucas Cruz buscarán ganar su tercer Dakar.Red Bull Content Pool

    Carlos Sainz y Lucas Cruz han atendido a la prensa antes de ultimar los preparativos para el Dakar 2020, que comenzará el próximo 5 de enero.

    La pareja española cree que el MINI Buggy está por fin preparado para plantar batalla a la legión de Toyotas, que tendrá a Fernando Alonso como uno de sus pilotos.

    La principal baza española en la disputa por la victoria en el Dakar 2020 se ha presentado hoy ante los medios de comunicación para hablar de sus aspiraciones ante una carrera en la que competirá con el MINI de X-Raid por segundo año consecutivo.

    Carlos Sainz y Lucas Cruz ya han obtenido el triunfo en esta mítica prueba en dos ocasiones, 2010 y 2018, por lo que conocen a la perfección la complejidad del reto, especialmente teniendo en cuenta la fortaleza de Toyota. Pero la primera edición del Dakar en Arabia Saudí eleva aún más la tradicional cuota de impredecibilidad del raid, por lo que ambos afrontan el reto con la seguridad de que están preparados para luchar por las mejores posiciones.

    «Arabia reúne todas las cualidades para el Dakar. La primera semana parece más de caminos, similar a Marruecos, y la segunda más de dunas», destacó Carlos Sainz al ser preguntado por el primer recorrido de la historia del Dakar en terreno asiático tras un largo periodo en América. «Es un Dakar más “africano”, con terreno desierto de mucha arena. Hacer un balance antes de correr es imposible, pero sabemos que vamos a hacer etapas muy largas, hace mucho tiempo que no veíamos etapas de más de 500 Kilómetros. Pero el Dakar tiene eso, que cada día te levantas y no sabes qué te vas a encontrar, es lo que le hace un poco especial. Cuando esperas en la salida del tramo, debes esperar lo peor y respetar la carrera, porque nunca sabes lo que te puede pasar».

    Tercer año de desarrollo

    Pero si respetar la carrera es importante, contar con una montura fiable y competitiva es vital. Tras dos ediciones complicadas, el MINI Buggy que pilotará Carlos Sainz ha dejado muy buenas sensaciones en el Rally de Marruecos y en la Baja Sarqiyah, lo que permite a la pareja española ser optimista.

    «Va a ser el tercer Dakar de este Mini. En el primero sufrió bastante, pero el año pasado se dio un paso importante, aunque tuvimos algunos problemas como el sistema de control de la presión de los neumáticos», contaba Sainz en la sede de BMW en Madrid. «Este año toca capitalizar todo y también hemos trabajado en acercarnos al peso mínimo, afrontamos el Dakar con garantías. Además, estamos sopesando quitar el aire acondicionado, porque son 16 kg y este año tendremos una temperatura más agradable».

    El MINI de X-Raid está mucho más maduro este año, afirman Sainz y Cruz.

    Las dos últimas citas, complementadas con algunos test, han permitido a Sainz y Cruz afinar una puesta a punto que tendrá que ser distinta a la del Dakar del continente americano, con mucha menos presencia de dunas. «Ya habíamos hecho cambios en Marruecos y los pocos que hemos hecho en la Baja (Sarqiyah) hacen que estemos esperanzados. El coche siempre se puede mejorar, siempre faltan horas y test. Tampoco hemos hecho demasiados kilómetros este año, pero el coche está mejor que el año pasado. Quiero pensar que vamos a ser más competitivos, si es suficiente o no para batir a Toyota es difícil de saber», admitió.

    Alonso, a aprender

    Carlos Sainz es un gran amigo de Fernando Alonso y por eso sabe bien lo ambicioso que es el español, pero también sabe que el Dakar exige mucha preparación y experiencia, por lo que considera que el doble campeón del mundo de F1 aún no debe marcarse como objetivo realista la victoria.

    «Es obvio que el equipo Toyota con Al Attiyah, De Villiers, Ten Brinke, Fernando (Alonso)… Es nuestro enemigo más claro», comenzó enumerando Sainz al ser preguntado por sus principales rivales. «Y, por supuesto, Peterhansel, al que conocemos muy bien. Tanto él como nosotros le vamos a dar a MINI una buena opción de luchar”.

    «Deseo que le salga bien el rally a Alonso y que termine para poder sumar la mayor experiencia posible»

    Fernando Alonso afronta la carrera con el máximo respeto y por ello Sainz le desea una edición productiva que le permita ganar experiencia. «Fernando se ha preparado la carrera con mucha profesionalidad, ha hecho muchos kilómetros y estoy seguro de que lo va a hacer bien, deseo que le salga bien y que termine para poder sumar la mayor experiencia posible de cara al futuro, si es que decide volver».

    Lucas Cruz, la pareja perfecta

    A nadie se le escapa que Carlos Sainz es un piloto muy exigente y competitivo, que además proviene del mundo de los rallies, en los que la velocidad pura es vital. Por eso, el madrileño necesita un copiloto que sepa entender cómo controlar sus impulsos dentro del coche, pues puede llegar a ser muy temperamental

    «He corrido con otros copilotos y no he ganado, y con Lucas (Cruz), sí. Es una gran persona y un gran amigo, me conoce muy bien», señaló en relación a su compañero de fatigas. «En algunos momentos hay una tensión brutal, no es fácil y al piloto le cuesta mucho asumir situaciones como que el copiloto te diga que hay que parar o dar la vuelta para asegurar un way point. Es muy tranquilo y me maneja muy bien, me siento muy a gusto con él».

    Stephane Peterhansel y su mujer completarán la alineación de X-Raid en el Dakar 2020.

    Para Lucas Cruz el nuevo Dakar será un reto adicional, pues se enfrentan a un terreno semidesconocido preparado por el excopiloto David Castera, debiendo además adaptarse a la nueva norma de no disponer del roadbook hasta minutos antes de comenzar cada etapa. «La ventaja que tenemos con David Castera, es que se ha bajado del coche ayer porque fue copiloto de Peterhansel el año pasado. Es una ventaja para nosotros, aunque también una desventaja porque seguro que ha preparado un Dakar duro», señaló Sainz. «Pero es consciente de la importancia de tener un buen roadbook. Cuando vas al límite, si el roadbook no está bien, la posibilidad de tener un accidente es mayor. Me tranquiliza porque pasarán tres veces por el recorrido y es muy difícil que se escape algo importante».

    ¿Hasta cuándo?

    A sus 57 años, la pregunta sobre una hipotética retirada es recurrente, pero Carlos Sainz no tiene pensada una fecha concreta, pues aún se siente competitivo y quiere aumentar el récord de ganador del Dakar más veterano unos años más (actualmente lo tiene él mismo con 55 años).

    «No sé si tengo más experiencia que Peterhansel, pero sí que soy el más veterano en ganar y me gustaría llevar ese récord más arriba», afirmó Sainz. «La motivación sigue intacta y quiero pensar que puedo ganar el Dakar. Sigo viviendo cada momento. No quería acabar mi participación en el Dakar con las malas sensaciones de la última edición».

    «Tengo la ilusión del primer día, de lo contrario no estaría aquí», aclaró. «Es lo que a un piloto veterano como yo le ayuda a llegar bien preparado cada año y a luchar por la victoria. Es lo que tengo en mente, que llegue cuanto antes el día 5 para poder luchar de nuevo por ganar el Dakar».

    ¿Y qué le indicará a Sainz que es el momento de colgar el casco de manera profesional? El bicampeón del mundo de rallies y del Dakar lo tiene claro. «Dependerá de que sea capaz de luchar por ganar. Si acabo un tramo y otro piloto con un coche igual que el mío -y sin que me haya pasado nada- me saca tiempo, es indudable que será el momento de pensar en ello. A lo mejor podría ganar por regularidad, pero iría en contra de mi manera de entender la competición», admitió.

    «Mi hijo me da consejos y algunas veces me regaña como si él hubiera hecho 80 dakares»

    Finalmente, Sainz fue preguntado por su hijo, que ha completado una temporada excepcional con McLaren en la Fórmula 1 y ha logrado su primer podio en la categoría reina de circuitos. «Dice que soy bastante pesado, pero él también lo es. Me llama todos los días y me pregunta mucho. Esos días se da la vuelta a la situación y me parece divertido. Me da consejos y algunas veces me regaña como si él hubiera hecho 80 dakares», comentó Sainz padre, que arrancó la carcajada general en la sala. ¿Renunciaría a un Dakar a cambio de una victoria de su hijo en la F1? «Yo he ganado dos veces el Dakar, sería muy egoísta no querer cambiar una victoria en el Dakar por otra suya en la Fórmula 1, pero estoy seguro que tarde o temprano llegará».

    Los años pasan, pero Carlos Sainz no cambia. La victoria y la mejora continua es lo que le mueve y motiva. Y, un año más, eso es lo que buscará en el Dakar.

    Fotos: Red Bull Content Pool

    Sainz cree que MINI afronta el Dakar «con garantías» frente a Toyota
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto