¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La división SRT dejará de ser un ente separado para integrarse en STELLANTIS

    Las últimas versiones Hellcat de SRT Dodge

    Un portavoz de la compañía ha confirmado que la división SRT ha sido integrada con el resto de divisiones de ingeniería del nuevo grupo STELLANTIS, por lo que aunque no ha desaparecido, dejará de ser una división que opera de manera separada de su casa matriz para incorporarse a la estructura de esta.

    En los últimos días hemos asistido a la aparición de varios titulares que afirman que SRT, la división deportiva de la rama estadounidense de FCA, ha sido eliminada tras la fusión que ha dado lugar al grupo STELLANTIS. Estos informes no podían ser más alarmistas y erróneos, pues aunque es cierto que esta división ha sufrido notables modificaciones en las últimas semanas, estas no han supuesto la disolución de SRT.

    No hemos podido localizar el origen del rumor original, pero se extendió por varios foros y publicaciones estadounidenses en poco tiempo. Hasta que los chicos de Mopar Insiders han logrado desmentirlo gracias a las declaraciones de un portavoz de la compañía. Esta publicación estadounidense especializada precisamente en la rama estadounidense de FCA, tiene fuertes vínculos y conexiones con esta división del grupo, por lo que no les resultó demasiado complicado llamar a la puerta correcta para verificar si este rumor era cierto. Y no lo es.

    SRT llegó a operar como una marca más del grupo.

    Estas declaraciones ponen al descubierto enormes e inesperados cambios en el organigrama de la compañía y que afectan precisamente a la división SRT (siglas de Street & Racing Technologies), sin embargo, en ningún momento estas revelan que dicha división o su sello comercial hayan sido eliminados.

    «Todos los elementos centrales del equipo de ingeniería de alto rendimiento de SRT se han integrado en la organización de ingeniería global de nuestra empresa». «Esta acción tendrá el beneficio bidireccional de garantizar que las ofertas de productos centrados en el rendimiento de nuestras marcas y SRT continúen cumpliendo con los más altos estándares y expectativas de calidad al tiempo que brindan aprendizajes clave del motorsport y otras aplicaciones de tecnologías de alto rendimiento en una mezcla más amplia de las líneas de productos de nuestra empresa».

    Aunque durante los meses previos a la fusión entre FCA y PSA se especuló con la posible eliminación de la marca Chrysler, lo cierto es que hasta ahora los responsables de STELLANTIS han confirmado un fuerte compromiso con todos los emblemas norteamericanos de la compañía, por lo que la eliminación de uno de sus sellos más importantes - a nivel de imagen y económico - carece completamente de sentido. Lo que sí ha revelado el portavoz de la compañía es que el equipo de SRT ha sido integrado dentro del organigrama de ingeniería de STELLANTIS, como un elemento más de las distintas divisiones de ingeniería o I+D de la corporación. Eliminando así el carácter independiente que tenía la división SRT.

    El primer proyecto de esta división fue precisamente el Viper original.

    Historia

    De esta manera, ni el equipo SRT ni su sello han desaparecido, tan solo han visto modificada su organización administrativa y, por supuesto, su relación con el resto de marcas del grupo. El sello SRT seguirá siendo responsable de las versiones deportivas de las distintas marcas que componen el grupo, pero ahora también tiene acceso al resto de marcas y departamentos de ingeniería.

    SRT nació originalmente como el equipo Viper en 1989, responsable de desarrollar el que luego conocimos como el Viper RT/10. Con el tiempo, este se transformó en la división PVO, aunque solo 2 años después, en 2002, pasó a llamarse SRT, convirtiéndose incluso en una marca del Grupo Chrysler, bajo la cual se comercializaban todos los modelos y las versiones deportivas desarrolladas por este equipo, para luego convertirse simplemente en las siglas que identificaban a dichas versiones deportivas.

    Fuente: Mopar Insiders