¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El DTM retoca distintos aspectos para un lavado de cara muy necesario

    El DTM retoca distintos aspectos para un lavado de cara muy necesario
    El DTM busca alejar el fantasma que estuvo muy presente en la carrera de Norisring.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho4 min. lectura

    El DTM ha cambiado algunos detalles del reglamento deportivo para hacer más justas y atractivas las carreras del certamen.

    Las órdenes de equipo quedan totalmente prohibidas. Cambios en los procedimientos de paradas en boxes y de las salidas.

    El DTM tuvo una primera temporada bajo normativa GT3 bastante agridulce. El reglamento para contar con vehículos más potentes tuvo una gran aceptación entre las marcas, lo que valió para dar forma a una parrilla de casi una veintena de coches. Sin embargo, el final del campeonato en Norisring, con polémica y órdenes de equipo incluidas, echó por tierra el buen trabajo que podía haber hecho ITR como promotor del certamen durante los meses anteriores. Por eso, el DTM necesita un lavado de cara e ITR ha llevado a cabo múltiples cambios en la serie.

    Con la misma esencia, los mismos GT3 vitaminados y una parrilla que amenaza con estar por encima de los 25 coches, el DTM ha retocado el reglamento deportivo y otros detalles anexos a las carreras. Sin ir más lejos, el DTM ha cambiado de director de carrera y Scot Elkins ejercerá este cargo a partir de la temporada 2022. Casi de la mano de su nombramiento hay un ataque frontal de ITR contra las órdenes de equipo para evitar un nuevo Norisring. Los pilotos y equipos que influyan en la acción de la carrera a partir de una orden de equipo se enfrentarán a la exclusión del campeonato.

    El DTM retoca distintos aspectos para un lavado de cara muy necesario
    El DTM quiere abrir nuevas oportunidades estratégicas y evitar el uso de órdenes de equipo.

    Al margen de esto, se ha revisado el procedimiento de las paradas en boxes. Las mismas serán ejecutadas con un máximo de dos mecánicos a cado lado del coche, con el matiz de que deben cambiar las ruedas del eje trasero antes de poder cambiar las ruedas delanteras. Además, las paradas ahora se podrán realizar bajo periodo de Safety Car o 'Full Course Yellow' (FCY) si se utiliza este modelo de neutralización. En ambos casos, el reinicio será al estilo IndyCar, igual que las salidas, con el matiz de que el poleman o primer clasificado ya no tendrá el mando y sí el semáforo de salida.

    Otro aspecto destacado es que el DTM pasará a otorgar por primera vez un punto para la vuelta rápida durante la carrera. En principio no hay requisitos de estar dentro del 'top 10' a la hora de conseguir una vuelta rápida válida, por lo que la batalla durante las carreras será más intensa. Al margen de esto, ITR ha optado por conceder un juego de neumáticos extra para los entrenamientos libres de los viernes, aunque estarán disponibles desde el segundo fin de semana de carreras.

    Por último, el 'Balance of Performance' que se utiliza para igualar las prestaciones de los distintos GT3 ha sido 'liberalizado' y se podrá modificar en cualquier momento del año si se considera que hay ajustes a realizar. Cabe recordar que el 'BoP' lo realiza la compañía AVL con un modelo computacional de simulación radicalmente distinto al que utilizan otras series como el WEC o el GTWC Europe. Tras una primera temporada en la que el trabajo en el 'BoP' fue casi impecable, esta medida permitirá hacer ajustes de última hora si hay un desnivel amplio.

    Fotos: DTM