¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El DTM aún sufre problemas de juventud en su era turbo

    Jens Marquardt, jefe de BMW Motorsport, cree que todos han subestimado el trabajo de integrar los motores turbo en el DTM.

    BMW rompió el sello de tres motores extra en Brands Hatch. R-Motorsport lo hizo en Zolder y Audi puede verse obligado a hacerlo también.

    El DTM aún sufre problemas de juventud en su era turbo
    BMW Motorsport ha iniciado la era turbo un paso por detrás de Audi Sport a nivel de rendimiento.

    El DTM ha tenido la enorme virtud de superar la marcha de Mercedes-AMG del campeonato con la llegada de R-Motorsport (Aston Martin), todo a la par de la adopción de un reglamento técnico nuevo. La sensación es que en el inicio de la primera temporada de la era turbo todo ha sido muy fluido, aunque no se pueden obviar las dificultades técnicas que han tenido Audi, BMW y R-Motorsport a la hora de entender la situación general del certamen. El propio Jens Marquardt, director de BMW Motorsport, ha asegurado que, de alguna forma, todas las partes han subestimado las consecuencias de adoptar la normativa 'Class 1'.

    No obstante, la utilización de los nuevos motores turbo ha traído más de un dolor de cabeza en las tres estructuras implicadas en el certamen. Sin ir más lejos, BMW rompió lo sellos de tres motores adicionales en Brands Hatch. Por su parte, R-Motorsport ya tuvo que hacer algo parecido en Zolder y en el seno de Audi Sport no descartan verse obligados a seguir los pasos de sus rivales antes del final de la presente temporada. Cabe recordar que por cada propulsor desprecintado de más, el fabricante pierde los puntos del piloto mejor clasificado en la siguiente carrera.

    En este aspecto, Jens Marquardt ha asegurado: "Siempre hemos dicho que tener un paquete nuevo implica que veamos cosas fuera de lo normal. Decidimos desprecintar varios motores por el riesgo de tener algún fallo mecánico en el futuro. Es mejor recibir este golpe de una vez y tener así motores que no tienen daños y una mejor situación a nivel de fiabilidad para las últimas carreras. Creo que se ha subestimado el gran trabajo que es integrar los motores de cuatro cilindros turbo en estos coches y hay que aprender en cada carrera. Surgen cosas que no habíamos visto antes y cada circuito es un desafío. Todos pasamos por ello".

    Fotos: DTM

    Fuente: Autosport