Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El distintivo ambiental de la DGT ya es obligatorio en Madrid capital

Desde el 24 de abril es imperativo tener el distintivo ambiental de la DGT en aquellos vehículos que tienen derecho al mismo, no solo para Madrid Central, también para todo el término municipal. No lucirlo conlleva una sanción de 15 euros.

Vehículo industrial ligero con catalogación "B"

Vuelve a hablarse mucho de los distintivos ambientales o pegatinas de la DGT que discriminan el parque móvil de vehículos ligeros en función de su tecnología de control de emisiones. Desde ayer es obligatorio para circular y estacionar dentro de todo el término municipal de Madrid, sean residentes o no. En el resto de España el distintivo es voluntario, de momento. Se avisó con mucha antelación.

El distintivo clasifica el parque móvil en cuatro categorías: "B", "C", "ECO" y "Cero", de menos a más ecológico

Una vez transcurrido el plazo de seis meses de transición que está previsto en la Ordenanza de Movilidad Sostenible es obligatorio tener la pegatina colocada en el lugar correcto. No es en cualquier sitio, es en la esquina inferior derecha del parabrisas (lado del pasajero) desde el habitáculo, y si no hay parabrisas, en un lugar visible. Y aunque algunos son creativos, el distintivo debería ir derecho, con el logotipo gris de la DGT abajo.

El Ayuntamiento de Madrid ya dispone de un sistema automático para determinar qué distintivo corresponde a cada vehículo mediante la lectura de la matrícula. Eso no es óbice para lucir el distintivo para que los agentes de circulación sepan qué tipo de vehículo es, y si corresponde tomar alguna acción.

Tienen que lucir el distintivo los gasolina Euro 3 (2000) o más modernos, los diésel Euro 4 (2005) o más modernos, y ciclomotores y motocicletas Euro 3 o más modernos. Los vehículos híbridos o a gas, que cumplan las condiciones del distintivo "C", se catalogan como "ECO", ya sean de serie o transformados. Solo los eléctricos e híbridos enchufables con más de 40 km de autonomía homologada se consideran "Cero".

Están exentos los vehículos que no tienen derecho al distintivo y los históricos

Tal y como está planteado el sistema, en un futuro no muy lejano los vehículos que no tengan el distintivo no podrán circular, ni en Madrid ni en las ciudades que lo regulen, por motivos de respeto al medio ambiente urbano. De momento la sanción por no lucir el distintivo -insistimos, si el vehículo tiene derecho al mismo- es de 15 euros. Al ser infracción leve podrían ser 100, pero no hay ánimo recaudatorio.

Los distintivos sirven para discriminar los vehículos a la hora de aparcar, para acceder a Madrid Central, y para determinar quién circula y quién no en el caso de un episodio de alta contaminación. El número par o impar de la matrícula no tiene ninguna importancia. Eso sí, algunos vehículos pueden estar mal catalogados y no tener la pegatina que les corresponde, o no tener ninguna. La DGT tiene una web para consultar por matrícula.

Por ejemplo, Euro 4 entró en vigor en 2006, pero con anterioridad a esa fecha prácticamente todos los fabricantes ya cumplían con la norma por motivos prácticos, salvo modelos anteriores en stock. Eso significa que un gasolina matriculado en diciembre de 2005 tiene derecho al distintivo "C", no al "B", pero no es un proceso automático.

Cualquier modelo actualmente a la venta es por lo menos de categoría "C"

Hay que solicitar el CoC (Certificado de Conformidad) al fabricante, una gestión que costará 100 euros o más, y con él acudir a una ITV para recatalogar el vehículo. La DGT está teniendo en cuenta las fechas de entrada en vigor de las normas, no la homologación de cada vehículo, de ahí este agravio.

Los distintivos ambientales cuestan 5 euros. Aunque ya lo explicamos, un recordatorio: se pueden pedir en oficinas de Correos, talleres de la red CETRAA, en cualquier gestoría, en GANVAMStore y en la web autorizada www.pegatinas-dgt.com. ¡Rechaza cualquier otro lugar, seguramente sea una estafa! Basta con llevar el DNI y la ficha técnica del vehículo.

Turismo híbrido enchufable (PHEV) con catalogación "Cero"

Resulta completamente inútil lucir un distintivo falsificado, ya que mediante la lectura del código QR, que solo una máquina puede interpretar, se puede saber si corresponde o no a la matrícula. También es muy poco inteligente llevar una imitación del distintivo, aunque hay distintivos no oficiales de color negro o rojo que están fuera de la reglamentación y se nota claramente que son falsos (no comportan sanción).

También podemos citar la polémica sobre si el sistema de etiquetas establecido por la DGT es realmente justo y no beneficia a vehículos muy caros que en realidad no son tan poco contaminantes. Solo se tiene en cuenta el cumplimiento de la normativa en la homologación, y eso incluye a todos los diésel "trucados" que están en circulación.

En definitiva, aunque la sanción sea muy pequeña, no merece la pena el riesgo. Como los distintivos acabarán siendo obligatorios en todas partes en no mucho tiempo, lo más sensato es quitarse el trámite de encima, que son 5 euros y un poco de tiempo, y no esperar a hacer un viaje a la capital que acabe en una sanción por dejar las cosas para el último momento.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto