¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Fabio Quartararo, decepcionado por la falta de velocidad de la Yamaha M1

    Fabio Quartararo, decepcionado por la falta de velocidad de la Yamaha M1
    El vigente campeón no está satisfecho con el rendimiento de su nueva moto.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho4 min. lectura

    Fabio Quartararo no puede ocultar su decepción con el rendimiento de la Yamaha tras los últimos test de pretemporada.

    El francés se siente obligado a pilotar al límite si quiere mantenerse en la lucha por los puestos de cabeza.

    Fabio Quartararo conseguía el segundo mejor tiempo de los últimos test de pretemporada de MotoGP a tan sólo 14 milésimas del registro del español Pol Espargaró. A pesar de ello, el galo se mostraba muy decepcionado con el rendimiento de su Yamaha M1 al acabar las pruebas en el circuito indonesio de Mandalika. La falta de velocidad punta y la inestabilidad de la moto son algunos de los aspectos sobre los que han recaído las críticas del vigente campeón de la categoría reina.

    El desarrollo de la moto para la temporada 2022 no ha satisfecho las expectativas de Fabio Quartararo, cuya continuidad en la marca del diapasón parece condicionada por el rendimiento que pueda alcanzar la máquina. El de Yamaha completó un total de 233 vueltas en los últimos test que le sirvieron para comprobar que los problemas que arrastraba la montura en la campaña anterior siguen ahí. Algo que obliga al francés a ir al límite para mantenerse en la lucha con los mejores.

    Fabio Quartararo está particularmente contrariado por la falta de velocidad punta de la Yamaha M1: "Sinceramente, lo que es decepcionante es que con tanto tiempo para desarrollar el motor, no tengamos nada. No entiendo que en cualquier pista, en promedio, siempre seamos 10 Km/h más lentos, ya tenga la recta cien metros o un kilómetro. Por eso no puedo estar contento. Esperábamos una velocidad máxima mucho mejor en 2022, pero es exactamente lo que dije. Ya lo he dicho muchas veces y no lo voy a decir más, porque sabemos lo que tenemos con el motor y la potencia".

    El piloto francés se muestra desesperado por no contar con una moto a la altura de sus esfuerzos: "Honestamente, no sé dónde podemos hacerlo mejor. Cuando comienzas a sentir que la parte delantera se mueve por todas partes, que la parte trasera desliza hasta el límite, que está todo temblando, es difícil encontrar más. Para mí, lo más importante es que la fábrica en particular está trabajando mucho para encontrar algo, para encontrar más velocidad y que me sienta menos al límite. Cuando salgo a la pista, es para ir a la guerra. Espero que ellos, cuando quieran trabajar y encontrar algo, sea lo mismo".

    De cara a la primera carrera del año, que se celebrará el próximo 6 de marzo en Qatar, 'el Diablo' no espera ningún avance: "Creo que no tendremos nada de nada, lamentablemente. En lo que puedo trabajar es en estudiar cada pista lo máximo posible. No cometer errores, clasificar bien, hacer buenas salidas. No hay lugar para el error. En Portimao el año pasado clasificamos octavos y nos quedamos atrás. No hay lugar para el error, creo que el limite es salir desde la sexta posición en parrilla, de lo contrario estaremos en serios problemas".

    Fotos: Yamaha