¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Dakar 2020Fernando Alonso, aprobado con nota en el Dakar antes de mirar a Indianápolis

El buen 13º final, que le permitió proclamarse mejor novato del Dakar 2020, es el mejor preludio posible a un año muy intenso.

No obstante, Alonso tratará de asaltar, por tercera vez, las 500 Millas de Indianápolis... con un posible regreso a la Fórmula 1 de fondo.

Fernando Alonso
Fernando Alonso, en la meta del rally Dakar 2020.

Lo que empezó con una charla informal con Nasser Al-Attiyah se acabó convirtiendo en el mayor reto de su vida, usando sus propias palabras. Fernando Alonso, un año después de aquella conversación, ha completado el primer Dakar de su vida, convirtiéndose no sólo en el primer campeón del mundo de Fórmula 1 que lo hace, sino que además lo hace entero.

Las dudas que había sobre el proyecto se despejaron muy pronto. Pese a las malas sensaciones que dejaron los test previos, en cuanto el Toyota Hilux 4x4 V8 se plantó en la arena de Arabia Saudí se presentó como un coche fiable y potente, que en las manos de Alonso y con la inestimable presencia de Marc Coma a su lado se convirtió en un coche potencialmente ganador.

El problema es que se encontró con que el Mini del equipo X-Raid que había preparado a su gusto Carlos Sainz era imbatible. El buggy del equipo de Sven Quandt maximizaba sus virtudes en las dunas, pero no padecía tantos problemas en terreno duro.

Mientras que Al-Attiyah, Alonso o De Villiers sufrían en terrenos pedregosos, donde su suspensión no estaba tan afinada para este tipo de zonas y los pinchazos se hacían imposibles de reparar, Peterhansel y Sainz volaban.

Para Alonso ha sido un máster de una disciplina que no conocía más que por la televisión. Sus charlas con Carlos Sainz, padre e hijo, le hicieron mella. Aprovechando su vinculación con Toyota por el WEC, fue tirando de contactos... y el resto es historia.

El balance de Alonso han sido ocho etapas de doce entre los diez primeros, y de esas, tres por encima del 'top 5' incluido un segundo puesto. Si el objetivo, como planteaba, era acabar el Dakar, lo hizo sobradamente, pese al fuerte accidente del segundo día con una roca y el espectacular vuelco en las dunas del arranque de la etapa maratón.

En sus propias palabras, "probablemente" volverá al Dakar. El ambiente, la aventura, la competición y sentirse competitivo ha sido clave para esta decisión. El proyecto que se haga con sus servicios ya no tendrá a un novato, sino a un Fernando Alonso con hambre de victoria. Si vuelve, lo hará para ganar. Y no es una amenaza, es una promesa.

Regreso a la realidad: objetivo, Indianápolis

Acabado el Dakar, y tras unos días de descanso, Fernando Alonso retomará el gran proyecto de 2020: el asalto a las 500 millas de Indianápolis. Las negociaciones con Andretti Autosport están avanzadas, pero ni mucho menos cerradas, y no es la única estructura con la que ha contactado el asturiano.

Lo que está práctcamente garantizado es que no será ni con Penske ni con McLaren. El equipo con el que cerró (de momento) su etapa en la Fórmula 1 le dejó muy mal sabor de boca en 2019, mientras que el proyecto que comanda el hijo del legendario Mario Andretti cuenta con suficiente músculo deportivo, técnico y financiero para darle un monoplaza con solvencia para intentar la victoria en el 'brickyard'.

Fotos: Toyota Gazoo Racing

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto