¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Ferrari Portofino 2018: las 5 claves del nuevo Ferrari de acceso

6

Analizamos las claves del nuevo Ferrari Portofino, un modelo que llega para suceder al California T, pero que mas que evolucionar, se separa drásticamentre de su antecesor, aunque conserva muchas de sus características propias, como el techo escamoteable o el motor V8 sobrealimentado.

Nuevo Ferrari Portofino.

Ayer, sin previo aviso, la marca italiana revelaba de manera online el nuevo integrante de la gama, el Ferrari Portofino, el modelo encargado de jubilar al California T, una serie que ha gozado ya de dos generaciones y que cumplirá 10 años en 2018, precisamente el momento en el que el nuevo Portofino llegará a los concesionarios.

La serie California fue todo un hito para la firma de Maranello, pues no solo fue el primer modelo de la marca en contar con techo escamoteable rígido con mecanismo eléctrico, además fue el primer V8 delantero de la marca. Hasta ese momento, todos los modelos de calle V8 de la marca habían sido de motor central, desde la propia aparición del primer motor V8 Dino, empleado en el Ferrari 268 SP de 1962.

Sin embargo, el nuevo Portofino es algo más que una simple evolución del concepto del California de 2008. Aunque conserva la práctica totalidad de sus atributos,. No en vano, el propio Sergio Marchionne afirmaba recientemente que no creía que el California fuera un auténtico Ferrari. Estas son las claves del nuevo modelo para lograr ese efecto.

El nuevo Ferrari Portofino se aleja estéticamente de su antecesor.

1. Estilo

A nivel estético, la mayoría de los Ferrari se suelen distanciar estéticamente de sus antecesores. En el caso del California no fue así, su sucesor inmediato, el California T era un modelo muy modificado que incluso contaba con un nuevo motor sobrealimentado. Pero que a grandes rasgos suponía una clara evolución del estilo del modelo original.

En el caso del Portofino, de un solo vistazo podemos ver como el nuevo modelo no guarda relación con las claves estéticas del California. Se sustituyen las suaves curvas que caracterizan la carrocería de su antecesor por unas abruptas y agresivas líneas rectas, con marcados ángulos a la hora de definir sus volúmenes.

El resultado es una imagen mucho más agresiva y dinámica, alejada del espíritu Gran Turismo de tipo lúdico que representaba su antecesor, para ofrecer un paquete más próximo a los deportivos a los que se enfrentará en el mercado.

Elementos ya vistos en otros modelos de la marca.

2. Equipamiento

La firma no ha revelado por el momento todos los aspectos del nuevo modelo, pero a través de las imágenes oficiales podemos encontrar ya las primeras novedades del Portofino, que en su interior se acerca a los nuevos modelos de la marca.

El elemento que más llama nuestra atención no es la gran pantalla central, o la pantalla auxiliar situada justo en frente del asiento de su acompañante, elementos estos que eran de esperar ya que están disponibles en otros modelos de la gama italiana.

Lo más llamativo es la zona bajo la consola central, muy delgada y estrecha, donde encontramos tres botones en cascada y donde sería imposible disponer la inevitable palanca de cambios, por lo que podemos deducir que este modelo no estará disponible con cambio manual ni tan siquiera en opción. Si las unidades manuales del California era toda una rareza, está claro que en el Portofino simplemente no van a existir.

El Portofino contará con el motor V8 de 3.9 litros y doble turbo.

3. Motor

El motor de un Ferrari es la pieza más importante del modelo. Enzo Ferrari solía decir que él fabricaba motores, el resto del coche iba de regalo con el motor. En el caso del Portofino nos encontramos con el V8 de 3.9 litros que podemos encontrar en otros modelos de la gama.

En el caso del Portofino, este bloque de 3.9 litros es una evolución del motor del California T pero con un rendimiento mejorado. Si en el California T disponía de 560 CV y 755 Nm de par, en el caso del Portofino nos encontramos 40 CV más, rindiendo ahora 600 CV y 759 Nm de par máximo.

Este motor podemos encontrarlo también en el vano trasero del 488 GTB, aunque en este caso con 670 CV. Aún así, el rendimiento del Portofino está a la altura del segmento. Un Porsche 911 Turbo de producción regualr de la generación 991 no llega a esa cifra de potencia ni en su configuración de fábrica más potente.

El 812 Superfast forma parte de la inspiración del nuevo Portofino.

4. Prestaciones

El nuevo rendimiento mecánico, en combinación con el nuevo bastidor, que según la marca es nuevo por completo y más que probablemente de aluminio, dan como resultado una mejora sustancial de las prestaciones.

Por el momento, la marca no ha revelado todas las especificaciones completas del nuevo modelo, pero sí la cifra de aceleración, esperamos que lo haga durante su presentación en vivo, en el Salón de Frankfurt 2017, que abre sus puertas el próximo mes de septiembre.

En el caso del California T nos encontrábamos con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y una velocidad máxima de 315 km/h. Mientras que el Portofino mejora esas cifras en 0,1 segundos, completando el 0-100 km/h en 3.5 segundos. Desconocemos por el momento que velocidad máxima va a gozar el nuevo modelo, pero seguro que no queda peor que el modelo al que sustituye.

El nuevo modelo no pasa por ser una mera evolución.

5. Planteamiento

Este aspecto es la verdadera clave de la renovación de esta línea de producto de la marca italiana. Independientemente de la evolución técnica, la mayor renovación la encontramos en su diseño, que le separa brutalmente de su antecesor. Incluso en su nombre, adoptando una denominación completamente nueva, no relacionada con ningún otro modelo del pasado de la marca ni con el sistema habitual de nomenclaturas habitual de la firma.

Más agresivo y deportivo, ya desde el primer vistazo se aprecia como el nuevo Portofino no es simplemente un nuevo California, sino un nuevo Ferrari. Si atendemos a las formas y rasgos de su carrocería, encontramos más diferencias que puntos en común con el modelo saliente, adoptando rasgos propios de otros modelos de la marca, como el reciente 812 Superfast.

El California fue lanzado la década pasada como el nuevo modelo de acceso a la gama, pero para muchos, y el propio Marchionne entre ellos, no cumple con los estándares de la marca y por tanto no está a la altura del resto de modelos de la gama. Por lo que el nuevo Portofino parece haber sido diseñado para eliminar este efecto. Es muy pronto para afirmarlo, pero seguramente, en cuanto el modelo sea presentado en Frankfurt y sobre todo, en cuanto caiga en manos de la prensa, descubriremos como su comportamiento también se separa de su antecesor.

Noticias relacionadas

Ferrari Portofino 2018: las 5 claves del nuevo Ferrari de acceso
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto