¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Qué es realmente el Ferrari Purosangue?

    Fotos espía del Ferrari PurosangueCarPix

    Los últimos avistamientos de las nuevas mulas del Ferrari Purosangue nos han permitido acercarnos como nunca a estas unidades de pruebas y analizar sus características principales, lo que nos ha hecho preguntarnos por la verdadera naturaleza de este modelo. ¿Realmente se trata de un SUV?

    El pasado mes de octubre descubrimos la nueva generación de mulas del Ferrari Purosangue gracias unas lejanas fotos espía tomadas en la factoría de Maranello. Desde entonces nos hemos tropezado en varias ocasiones con estas unidades de pruebas, sin embargo, no ha sido hasta este mismo mes de febrero que hemos tenido la ocasión de ver estos ejemplares desde cerca, además de descubrir su frontal, pues los primeros avistamientos siempre nos mostraban estas mulas desde su vista posterior.

    Hace solo unos días que nuestros fotógrafos espía lograron cazar dos ejemplares del Purosangue durante sus pruebas en Italia y Suecia. Avistamientos en los que estas unidades pudieron ser fotografiadas desde todos sus ángulos, revelando todos los detalles de su carrocería y las primeras características de su peculiar configuración de bastidor.

    El Ferrari Purosangue durante sus pruebas invernales.

    Por lo que ya no es necesario especular a partir de borrosas y lejanas imágenes del modelo, pues tenemos nada menos que dos galerías de fotos espía que nos muestran con todo detalle las unidades que está empleando Ferrari durante el desarrollo de su nuevo producto.

    Aunque lo primero que llama la atención de esta serie de mulas es su carrocería, como ya os hemos comentado en varias ocasiones, es tan solo un cuerpo provisional creado con paneles ligeramente modificados del Maserati Levante, al que también pertenecen las ópticas delanteras y traseras. Por lo que esta carrocería no es demasiado relevante para el análisis del modelo, pues se trata tan solo de un disfraz temporal. Lo que sí es importante aunque pase más desapercibida es su configuración de bastidor, que en teoría se corresponde con la que portará el modelo definitivo y que está siendo precisamente desarrollada con estas mulas.

    Configuración

    Aunque el Ferrari Purosangue emplee una carrocería modificada del Levante, lo cierto es que estas mulas realmente no se parecen al modelo de Maserati, pues cuentan con una silueta algo distinta y una altura al suelo impropia para un modelo de este tipo. De ahí que estos días nos hayamos preguntado si el futuro Purosangue será realmente un SUV como tal o si se trata de un modelo de 4 puertas ligeramente elevado, con una configuración muy diferente a la de sus supuestos rivales naturales.

    Estas mulas de perfil parecen un sedán familiar - S. Baldauf/SB-Medien

    Las unidades de pruebas de la marca italiana cuentan con ejes visiblemente más anchos que los del Levante, pero con una altura libre al suelo bastante menor que este y además montan un conjunto de ruedas de gran tamaño, en torno a las 20 pulgadas y con gomas de asfalto, a tenor por su perfil bajo. Esta no es la configuración que se espera de un modelo que en teoría debería rivalizar con los Aston Martin DBX, Bentley Bentayga o Porsche Cayenne. De conservar esta configuración de bastidor, el modelo italiano estará más próximo a los familiares crossoverizados que a los SUVs de gran tamaño que comercializan sus competidores.

    Con los primeros informes que adelantaron el desarrollo de este modelo también surgieron algunas de las peculiares características que iban a caracterizar al primer 4 puertas de Ferrari. Declaraciones que lo describían como una suerte de derivado de los Gran Turismo actuales de la marca pero más largo, con una carrocería de 4 puertas con las traseras simuladas entre las franquicias de los distintos paneles y una suspensión sobreelevada. Según esta información el modelo no iba a ser un SUV como tal, lo que encaja con algunos comentarios de los responsables de la marca, a pesar de que eso es precisamente lo que hemos visto en prácticamente todos los renders especulativos que se han publicado hasta ahora. Sin embargo esperábamos un modelo más alto que el que sugieren estas mulas, algo similar a la silueta publicada por Ferrari en los esquemas y dibujos que acompañaban a su plan estratégico 2018-2022.

    Evidentemente, sin ver la carrocería definitiva del modelo no tenemos nada que juzgar, pero está claro que estas mulas son más bajas que la gran mayoría de crossovers que podemos encontrar actualmente en el mercado. Tal vez la compañía italiana pretende sorprendernos con una carrocería muy estilizada pero de 4 puertas con una suspensión solo ligeramente elevada, más cercana a la de un sedán familiar que a la de un SUV o todoterreno tradicional.

    De cerca tampoco muestra configuración SUV.

    De momento estamos en una etapa intermedia de la fase de pruebas del modelo. Las mulas iniciales basadas en el Ferrari GTC4Lusso han dado paso a esta nueva generación de unidades de pruebas equipadas con la carrocería del Maserati Levante, por lo que aún quedan varios meses de desarrollo antes de que la firma Levante el velo de su primer modelo de 4 puertas. Sea un SUV o no.