¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Uno de los 24 Ford RS200 Evolution de 600 caballos a la venta

9

En unas semanas será subastada una de las solo 24 unidades fabricadas del Ford RS200 Evolution, la versión más radical del RS200 de Grupo B que contaba con un nuevo motor de 600 caballos y un bastidor más rígido y afinado.

Ford RS200 Evolution de 1986.

Si ayer os mostrábamos un peculiar ejemplar del Ford GT 2006 de color blanco, hoy nos deleitamos con otro espectacular deportivo de edición limitada de la marca estadounidense que casualmente luce el mismo color, aunque aquí acaban las semejanzas entre ambos, pues las diferencias entre ambos modelos no se limitan los 20 años que les separan en el tiempo.

A pesar de ser un modelo de tecnología actual, dotado incluso de un motor más moderno y de mayor cilindrada, el Ford GT palidece ante esta homologación especial del Grupo B, pues este es uno de los raros Ford RS200 Evolution de 1986, uno de los solo 24 ejemplares que salieron de la factoría con las especificaciones Evolution que incluía una configuración de motor de 600 caballos, cerca del triple que los RS200 de calle convencionales y unos 50 caballos más que el propio Ford GT 2005-2006, que se conformaba con 550 hp (558 CV).

Como el resto de modelos que competía en el salvaje Grupo B, la categoría más brutal y permisiva a nivel técnico que ha participado en el Campeonato del Mundo de Rallys, el Ford RS200 contó con una versión de calle necesaria para poder homologar el modelo en competición. De esta versión se fabricaron las 200 unidades mínimas necesarias para tal efecto, que básicamente eran una versión descafeinada de la versión que competía y poco o nada tenía que ver con un verdadero turismo de producción de la época.

Naturaleza de competición más que de calle.

El Ford RS200 contaba con el motor de 4 cilindros y 1.8 litros sobrealimentado Ford Cosworth que le permitía entregar del orden de 250 hp (253 CV) en su configuración de calle y entre 350 y 450 hp (entre 355 y 456 CV) con especificaciones de competición. Aunque posteriores kits permitieron a los propietarios de las versiones ‘Stradale’ aumentar ese rendimiento a unos 300 caballos.

Sin embargo, la propia Ford lanzó una versión aún más radical que todas las anteriores, los RS200 Evolution, destinados inicialmente a competición pero que eran matriculables y por tanto, de calle. Estos contaban con un nuevo bloque de 2.134 centímetros cúbicos denominado Cosworth BDT-E que entregaba 600 caballos, superando incluso a la versión que llegó a competir en el Mundial, aunque hubo quien aseguraba que variando su configuración se alcanzaban potencias por encima de los 800 caballos.

Para acoger el nuevo rendimiento mecánico, Ford implementó mejoras y refuerzos en el bastidor, como en la suspensión o los frenos, aunque a nivel exterior las unidades Evolution no son distinguibles del resto de la producción del RS200, pues no cuentan con ninguna diferencia estética.

A nivel exterior no se distingue de los RS200 convencionales.

Como el resto de versiones estaba construido sobre un ligero bastidor tubular con carrocería de materiales compuestos como kevlar o fibra de carbono, lo que unido a un conjunto mecánico de compacto tamaño le permitían un peso muy reducido, inferior a los 1.200 kilos. Por lo que no es de extrañar que durante 12 años el RS200 Evolution mantuviera el récord oficial de aceleración para un vehículo de calle, 3,07 segundos para hacer el 0-96 km/h, una marca superior al de los deportivos más caros de su época.

Ford pensaba inicialmente fabricar el Evolution fuera de la producción prevista de 200 unidades del modelo, como 20 unidades adicionales más, pero finalmente, por la propia reglamentación pudo incluirlas dentro del cupo inicial. Por lo que de los 200 Ford RS200 fabricados solo 24 ejemplares llegaron a contar con estas especificaciones tan radicales.

Debido a la desaparición del Grupo B, el mismo año que debutó oficialmente, el RS200 nunca llegó a demostrar sus verdaderas capacidades, aunque muchas unidades terminaron compitiendo en numerosos y variados campeonatos, incluyendo un ejemplar que participó en circuitos, en la IMSA GTO estadounidense.

No derivaba de ningún modelo de calle.

Hacerse con uno de los 24 Ford RS200 Evolution como el de las imágenes no era tarea sencilla. Si las unidades convencionales no resultaban económicas en su época, para hacerse con uno de los más caros RS200 Evolution Ford llegó a imponer la compra de otros dos ejemplares del RS200 convencional a la misma vez. Por lo que todo aquel particular que deseara llevarse a casa un Evolution debía comprar realmente 3 unidades del modelo.

El ejemplar que vemos en las imágenes será subastado el próximo 2 de diciembre en Londres, en la propia sede de Bonhams, junto a ejemplares tan apreciados como el Aston Martin DB5 ex Paul McCartney, el MINI Cooper S ex Ring Starr o un Bentley S1 Continental ex Elton John. Su estimación previa le apunta un valor entre los 200.000 y los 270.000 euros.

Noticias relacionadas

Uno de los 24 Ford RS200 Evolution de 600 caballos a la venta
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto