¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Glickenhaus dibuja varios escenarios para su programa LMH en el WEC

    Glickenhaus dibuja varios escenarios para su programa LMH en el WEC
    Glickenhaus sigue trabajando a buen ritmo en el chasis y estructura de su prototipo LMH.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Glickenhaus sigue convencido de alinear dos SCG 007C en su debut en Sebring, uno bajo bandera propia y otro para un cliente.

    Con todo, Jim Glickenhaus sigue trabajando en una posible asociación con un equipo privado o con un fabricante.

    La crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19 está afectando al mundo del motor de manera especial. La Scuderia Cameron Glickenhaus no es una excepción, aunque el pequeño fabricante sigue adelante con su proyecto hypercar. La formación mantiene el ritmo para tener listo su prototipo LMH de cara al inicio de la temporada 2021 del WEC, campaña que arrancará en marzo con motivo de las 1.000 Millas de Sebring. En este icónico escenario, Glickenhaus espera tener dos prototipos 007C, aunque el primer test con este prototipo con motor de Pipo Moteurs no está previsto hasta el próximo mes de enero.

    Dentro de este escenario, base en cualquiera de los supuestos en los que la formación necesita limitar gastos, Jim Glickenhaus ha dibujado varias posibilidades para el proyecto hypercar de su formación. No obstante, de los Glickenhaus 007C que deberían estar en Sebring, uno estará bajo los colores de Glickenhaus, mientras que el segundo pertenecerá a un cliente, si bien eso no significa que SCG no esté detrás de su gestión. Por este motivo, el fabricante americano no descarta su asociación con un equipo privado, además de mantener conversaciones con un fabricante para un futuro acuerdo con el que usar su plataforma.

    El posible acuerdo con un equipo privado o un fabricante atiende a la necesidad de reducir costes, tal y como confirma Jim Glickenhaus: «Creemos que nuestro prototipo LMH será más rápido y tendrá un menor coste de funcionamiento o al menos el mismo precio que los LMDh. Nuestro gran objetivo es reducir los costes al máximo, porque es la única manera de sobrevivir. Los costes deben reducirse considerablemente, por eso estamos a favor del fin de los GTE si viene acompañada de la creación de una categoría GT3 de orden mundial con 600 CV para eventos de resistencia y 650 CV para carreras al sprint (DTM). Es la idea de los prototipos llevada a los GT».

    Fuente: Endurance-Info / Fotos: Scuderia Cameron Glickenhaus