Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El mítico GMC Syclone renace sobre un GMC Canyon gracias a SVE

Los especialistas de SVE han creado un nuevo kit sobre el GMC Canyon que recrea el espíritu del GMC Syclone original, este cuenta con un motor V6 de 3.6 litros que ahora cuenta con un enorme compresor y es capaz de entregar 461 CV.

Nuevo GMC Syclone de SVE.

Uno de los modelos más míticos de la firma estadounidense fue el GMC Syclone de 1991, una radical versión deportiva basada en el el GMC Sonoma que fue fabricado en una exclusiva edición limitada durante ese año, aunque en 1992 fueron ensamblados 3 ejemplares adicionales. Este pick-up de tamaño medio rivalizaba con muchos deportivos de la época gracias a su potente motor de 6 cilindros y a una configuración de bastidor especialmente orientada al asfalto. Además, su agresiva y deportiva estética le hizo protagonizar no pocas portadas en su momento.

La división GMC de General Motors no suele contar con demasiadas versiones deportivas de este tipo, ni entonces ni ahora, por lo que no es de extrañar que el Syclone de 1991 sea un capítulo muy destacado de la historia de esta marca y que los pocos ejemplares fabricados se hayan convertido en auténticas piezas de coleccionista.

En el caso del modelo que podemos ver en estas imágenes, se trata de un ejemplar modificado que se inspira en el Syclone clásico aunque está basado en el actual GMC Canyon, el pick-up de tamaño medio de GMC que emplea la misma plataforma y mecánicas que el Chevrolet Colorado. Por lo que podemos decir que el vehículo donante es una suerte de sucesor lejano del modelo original.

Mucha potencia y estética muy agresiva.

Este agresivo y deportivo pick-up de tamaño medio es obra de los chicos de SVE (siglas de Specialty Vehicle Engineering), los mismos especialistas que hay tras los espectaculares Yenko Camaro y Yenko Corvette modernos, que son fabricados bajo licencia Yenko.

Estos han tomado como base una versión estándar del GMC Canyon, dotada de un V6 de 3.6 litros al que se le ha acoplado un enorme compresor, además de haber modificado los sistemas de admisión, refrigeración y de escape, logrando elevar su potencia hasta unos espectaculares 461 CV (455 hp). Cifras notablemente más altas que las del Canyon base y que el propio Syclone original, cuyo V6 sobrealimentado de 4.3 litros se tenía que conformar con 284 CV y 474 Nm.

Además del aumento de potencia, es evidente que los chicos de SVE han retocado la suspensión y añadido unos enormes conjuntos de llanta y neumático de perfil bajo claramente orientados al asfalto.

El V6 de 3.6 litros ahroa cuenta con compresor.

El conjunto se completa con una decoración totalmente en negro con algunos toques de rojo en los bajos y en las llantas. Una combinación muy parecida a la del Syclone original, que contaba con un kit de carrocería muy deportivo y un esquema de suspensión muy bajo. Si el modelo clásico contó con una producción de 2.998 unidades, la versión moderna de SVE será aún más exclusiva, pues en principio solo van a fabricar 100 ejemplares.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto