¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Great Wall está lista para asaltar el mercado de los SUV de hidrógeno

    Great Wall lanzará su primer SUV con sistema de pila de combustible de hidrógeno

    Great Wall, uno de los principales fabricantes chinos de vehículos, está lista para asaltar el mercado de los SUV de pila de combustible de hidrógeno. La marca china introducirá su primer SUV propulsado con este sistema de cero emisiones. Un proyecto fruto del impulso que las autoridades chinas están haciendo para masificar los coches de hidrógeno.

    El hidrógeno está llamado a desempeñar un papel protagonista en este proceso de transición hacia la movilidad sostenible que está viviendo la industria automotriz. China es uno de los principales mercados automovilísticos que más fuerte está apostando por esta tecnología. Y prueba de ello es que fabricantes de primer nivel están desarrollando allí diversos proyectos con los que seguir mejorando la tecnología actual.

    Great Wall, uno de los fabricantes chinos de vehículos más relevantes, está a un paso de asaltar el mercado de los coches de hidrógeno. Y es que su primer todocamino dotado con un sistema de pila de combustible está a la vuelta de la esquina. Un desarrollo que no habría sido posible sin el impulso fomentado por parte de las autoridades chinas. Ahora bien, ¿qué sabemos de esta apuesta de Great Wall por el hidrógeno? Entremos en detalle.

    Haval F5
    Great Wall es el principal fabricante chino de todocaminos

    El primer SUV de hidrógeno de Great Wall

    Great Wall puede presumir de ser la marca de coches que mayor cantidad de SUV produce anualmente en China. Un referente en el ámbito de los todocaminos. Es por ello que, una compañía como esta, decida adentrarse en el mercado de los coches de hidrógeno, supone un verdadero acicate para que otras firmas automovilísticas hagan lo propio y también decidan apostar por esta tecnología.

    El SUV de hidrógeno de Great Wall será introducido en sociedad en cuestión de unos meses. Lo conoceremos este año 2021. A lo largo de la última media década, Great Wall ha llevado a cabo una inversión de aproximadamente 250 millones de euros para el desarrollo de tecnologías relacionadas con la energía del hidrógeno aplicada al transporte terrestre, marítimo y ferroviario.

    Durante los próximos años, y más concretamente de cara a 2025, Great Wall espera convertirse en uno de los tres principales vendedores de coches de hidrógeno. Para alcanzar este ambicioso objetivo se destinará una gran cantidad de recursos. Wei Jianjun, cabeza visible de la compañía china, aseguró que el mercado de los vehículos de hidrógeno experimentará a corto plazo el mismo crecimiento que el de los coches eléctricos: «El desarrollo de la industria relacionada con el hidrógeno avanzará tan rápido como el de los vehículos eléctricos», aseguró Wei.

    Haval Tank 300
    Great Wall está llevando a cabo un proceso de reestructuración interna de sus diferentes marcas

    China promueve la pila de combustible de hidrógeno

    Great Wall está inmersa en un particular proceso de revolución interna con la finalidad de transformarse de un fabricante tradicional de vehículos en un actor protagonista y relevante en el mercado de la movilidad sostenible. La compañía está llevando a cabo importantes proyectos en el campo de la automatización, electrificación y conectividad.

    China, el primer mercado automovilístico del mundo, está promoviendo el desarrollo de automóviles, camiones y autobuses propulsados por hidrógeno. El Gobierno chino ha optado por premiar a aquellas ciudades que logren los objetivos de adopción de esta tecnología. Es por ello que se están poniendo sobre la mesa toda una serie de beneficios y ventajas para que los fabricantes puedan investigar y desarrollar en el campo de la pila de combustible.

    El país asiático quiere que un millón de vehículos de pila de combustible de hidrógeno en las carreteras dentro de una década. Además de Great Wall, otros gigantes de la industria automotriz china como es el caso de SAIC, también se ha sumado a la carrera del hidrógeno. Lo previsible, puesto que no hay nada que haga pensar lo contrario, es que las marcas chinas se conviertan en peligrosos rivales para Toyota y Hyundai, las dos marcas que lideran en estos momentos las ventas de coches de hidrógeno.

    Fuente: autonews