¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarMattia Binotto confirma el interés de Ferrari por correr en IndyCar

    El rojo y blanco ha sido propiedad de varios equipos en Indianápolis, pero no de Ferrari desde 1952.IndyCar Media

    El jefe de equipo de Ferrari afirmó públicamente que la opción de competir en el campeonato americano ha sido estudiada.

    Reubicar a parte de su equipo en otras categorías por el límite presupuestario en F1 abre la puerta a otras categorías.

    Sigue siendo, o al menos pareciendo, una probabilidad muy remota con más peso político que real. El historial de Ferrari en situaciones muy similares no hace más que apuntar hacia esa dirección. Pero no cabe duda de que el run-run que vincula a la historia marca italiana con una hipotética participación en IndyCar adquiere más visos de realidad cuando el propio responsable deportivo del equipo se pronuncia públicamente al respecto sin un desmentido de por medio. Eso es exactamente lo que ha ocurrido este jueves con Mattia Binotto.

    El jefe de equipo de la Scuderia se sometió a una entrevista televisada en Sky Sports Italia para tratar la salida de Sebastian Vettel y la incorporación de Carlos Sainz para la temporada 2021 de Fórmula 1. Entre otros temas, ahondó en sus comentarios de hace algunas semanas, en los que se puso en cuestión la continuidad de Ferrari en la Fórmula 1 si el límite presupuestario para 2021 sufría un nuevo descenso por debajo de 145 millones, y aunque no volvió a mencionar esa posibilidad (que ya había sido negada por el propio equipo poco después), sí habló de los posibles nuevos objetivos adicionales de la marca.

    Con una notable reducción en el programa de Fórmula 1, tanto en presupuesto como en personal, una participación en IndyCar se había postulado como una de las opciones que se habían barajado en Maranello. «Ferrari siente una gran responsabilidad social hacia sus empleados, y queremos estar seguros de que cada uno de ellos tenga un hueco en el futuro», comentó Binotto, según recoge Motorsport Italia. «Por este motivo, hemos empezado a evaluar programas alternativos, y confirmo que estamos observando la IndyCar, que en la actualidad es una categoría muy diferente a la nuestra, pero con un cambio de reglamento previsto para 2022».

    Solo cuatro días después de las palabras de Mario Andretti animando a Ferrari a aceptar ese desafío, las declaraciones de Binotto sientan un inusitado precedente en cuanto a mención directa de un programa que, hasta la fecha, y aún a día de hoy, presenta sobre el papel importantes complicaciones logísticas derivadas de la actual filosofía monochasis de la categoría. Esta debería ser adaptada con celeridad para que Ferrari pudiese recibir la aprobación del campeonato de cara a 2022, y permitir a Dallara competir sin las restricciones actuales impuestas por reglamento, en el caso de que la iniciativa adquiriese tintes reales. La opción más realista, aún así, sería adoptar solo el papel del tercer motorista que IndyCar ansía desde hace años, destinando su personal al suministro de dos o tres equipos.

    BInotto aseguró, por otro lado, que «también hemos evaluado el mundo de la resistencia y otras categorías», ratificando las informaciones que indicaban que el Mundial de Resistencia es otra de las opciones consideradas en el seno del equipo. La reorganización de personal sería, en palabras de Binotto, una de las claves para hacer viable ese segundo programa. «Nosotros nos estábamos estructurando en base al presupuesto aprobado el año pasado (175 millones), y la mayor reducción representa un desafío importante que nos llevará inevitablemente a revisar nuestro personal, estructura y organización».

    Más allá de otras posibles opciones, una eventual decisión entre un programa y otro (de nuevo, si eso llega a plantearse con seriedad) traerá consigo una comparación directa entre las especificaciones finales del nuevo reglamento de IndyCar en 2022, con motores más potentes equipados con un elemento híbrido estándar, y el funcionamiento de la nueva clase LMDh, a la cual debería adherirse Ferrari en caso de buscar su décima victoria en Le Mans, y la primera desde 1965. Ya sea en base a los coches derivados del actual reglamento LMP2, o a los diseñados bajo el concepto LM Hypercar.

    Fotos: IndyCar Media

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto