¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarWill Power vence en Gateway y se aferra a sus opciones de título

El piloto australiano se impuso con una estrategia agresiva en una carrera táctica que fue de menos a más.

Un Alexander Rossi ahorrador se quedó a las puertas de su tercera victoria consecutiva.

Scott Dixon repitió en el podio, y ve su ventaja reducida a 26 puntos.

En la historia de la IndyCar, se han vivido excelentes carreras, buenas jornadas de competición, carreras algo aburrdas y auténticos tostones, como en toda competición profesional que se precie. La Gateway 500 presentó en formato condensado todas esas emociones, yendo a más desde una primera mitad sin mucho ritmo ni acción a un tercio final emocionante y con drama casi hasta el final, en el que Will Power se confirmó como rey de los óvalos de 2018 con su victoria.

La prueba nocturna dio comienzo con Scott Dixon en la pole, y ahí permaneció, seguido de un Power que había aprovechado para rebasar por fuera a Josef Newgarden y Alexander Rossi en la salida. Por segunda carrera consecutiva, el inicio apenas duró unos segundos, después de que Sébastien Bourdais viese su veloz monoplaza destrozado tras accidentarse en la salida de la curva 2, al ser desestabilizado por unas turbulencias al pasar entre los coches de Ed Jones y Graham Rahal.

Tras una resalida en la que Newgarden adelantó a Rossi (éste se la devolvería en la vuelta 49) y en la que Ryan Hunter-Reay se puso quinto, la carrera entró en una serie de monótonas tandas sin adelantamientos entre los primeros clasificados, más preocupados de ahorrar gasolina que de competir. Así pues, casi toda la acción transcurrió al principio en las ventanas de paradas en boxes. En la primera, Simon Pagenaud regresó al top 5 y, después de la segunda, tras haber rodado los tres primeros pegados varias vueltas tras tráfico, Power atacó a Dixon por el exterior de la curva 1, pero su maniobra salió rana, y Rossi y Pagenaud le ganaron la posición.

Casi a la vez, Newgarden cedía dos puestos por error propio al irse a una zona sucia llena de goma de neumático, del mismo modo que le pasaría a Pagenaud en la vuelta 142, cayendo del tercero al noveno lugar. Power ya se había hartado de esperar y lanzó su ofensiva, poniéndose líder en la vuelta 150 para, a partir de entonces, renunciar a ahorrarse una última parada intentando abrir hueco con Dixon. Muchos otros le seguirían eventualmente, aunque sin tanto ritmo para llegar al dúo de cabeza, como un Hunter-Reay que alcanzó el top 3 superando a un Rossi claramente conservador, y que salvó de milagro un posible accidente en la vuelta 146 al ser superado por Power.

Pocas vueltas después de comenzar el tercer periodo de paradas, en la vuelta 173, se decretó un periodo de caution por el coche de Hunter-Reay, que sufrió una gran pérdida de potencia en pista que acabó con su carrera (cuarto percance en los últimos cinco eventos), y hundió las opciones de Marco Andretti y Tony Kanaan de rascar algo. La parada posterior confirmó lo que por ritmo ya se había observado, la entrada en el duelo de cabeza de Ed Jones, que era sexto tras ganar cinco puestos en los primeros compases, y un veloz Zach Veach que había ganado otros nueve antes del caution, que salió por delante de Jones en boxes y se puso cuarto superando a Newgarden en la resalida de la vuelta 183.

Con 65 vueltas por delante y 12 pilotos en la vuelta del líder, la estrategia se dividió entre los que se resignaron a su suerte y optaron por ir a tope, y los que buscaron ahorrarse la última parada. En un principio, Newgarden y Rossi fueron los grandes exponentes de la opción ahorradora, pasando Newgarden del cuarto al octavo lugar antes de la vuelta 200, y Rossi de la tercera a la octava hacia la vuelta 216, en la que Newgarden tiró la toalla y le adelantó. Mientras, Jones y Veach avanzaban al tercer y cuarto lugar pasando pilotos con profusión, y Pagenaud inició una carga similar poco después para ponerse tercero en la vuelta 221.

Power, en cabeza, seguía tirando con todo, poniendo ocho segundos de por medio respecto a Dixon, lo cual resultaría providencial para su victoria. Cuando ejecutó su última parada en la vuelta 232, el australiano salió a apenas dos segundos de un Rossi que era el único hombre de cabeza en haberse ahorrado la parada de forma efectiva. El piloto de Andretti no pudo evitar sucumbir cinco vueltas después y, aunque había ahorrado lo suficiente para mantenerse a un par de segundos, mantener a Dixon a distancia y hacer un amago de remontada final, la victoria ya tenía dueño.

Así fue como Will Power consiguió la 35ª victoria de su carrera y la octava en óvalo, terreno en el que solo él ha repetido triunfo este año, y en el que ha sumado más puntos que nadie, acercándose a 68 puntos del liderato. Con su victoria, inviertiendo las tornas respecto a Pocono, evitó un tercer triunfo consecutivo de Rossi, que sacó petróleo de la jornada recortando tres puntos a un sólido Dixon. Ambos llegarán a Portland la próxima semana con el mismo número de victorias (tres), segundos (uno) y terceros puestos (cuatro), y separados por apenas 26 puntos, a solo tres de la cifra que permitiría a Rossi depender de sí mismo en la cita final de doble puntuación en Sonoma.

Con una carrera valiente y bien planteada, ayudada por el caution de Hunter-Reay, Pagenaud consiguió una buena cuarta posición, por delante de un Veach que estuvo cerca de igualar su cuarto puesto de Long Beach, y que prosigue su buena racha (cuarto top 10 seguido). Spencer Pigot, uno de los pilotos que se coló en el top 10 en el caution de Hunter-Reay, logró seguir la estela de Veach en carrera y acabar sexto, su segundo mejor resultado del año, por delante de un Newgarden poco inspirado al que supo mantener a raya en el stint final, y que sigue sin subirse al podio más allá de sus tres triunfos.

Además de Rossi, solo dos pilotos más consiguieron llegar hasta el final sin pasar por boxes de nuevo, y ambos pertenecían al mismo equipo, completando el top 10 detrás de Jones. Ni su posición ni su ritmo eran igual de buenos que los de Rossi, y eso condicionó el resultado final, pero Takuma Sato pudo romper una racha negativa de resultados con un noveno puesto, y Graham Rahal completó un top 10 que sabía a poco, sin poder aprovechar una buena posición de salida por un ritmo insuficiente. La próxima semana, el regreso de Portland sentará las bases de lo que estará en juego en la carrera final.

Resultados de la Gateway 500 (248 vueltas)

Clasificación general de la IndyCar 2018 (carrera 15 de 17)

(en negrita, pilotos con opciones de título)

(R): Novato
*: Temporada parcial

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto