¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Previo y horarios del Gran Premio de Long Beach 2021, la final de IndyCar

    Previo y horarios del Gran Premio de Long Beach 2021, la final de IndyCar
    La fuente del primer sector y su rotonda, tan icónicas como peligrosas en la salidaIndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández8 min. lectura

    La temporada 2021 concluye con el evento más importante fuera de la Indy 500, tras una ausencia pandémica de dos años y medio.

    Álex Palou tiene la labor de acabar entre los once primeros para ser campeón; Pato O'Ward y Josef Newgarden, la obligación de ganar y esperar.

    Alexander Rossi fue el dominador los dos últimos años y busca romper su sequía.

    Después de 15 carreras disputadas, con nueve ganadores de carrera, siete pilotos en la lista de poles y las apariciones en el podio de hasta 15 pilotos distintos, llega el momento que todos los fans de IndyCar desean y temen a la vez: el final de la temporada. Teniendo por delante cinco meses de parón invernal (más corto de lo habitual), acapara toda la atención la pelea por el título que, por 16ª temporada consecutiva, llega viva a la cita final. Pero no es una pelea cualquiera, con Álex Palou muy cerca de un histórico campeonato, y tampoco es una cita cualquiera. Con ustedes, la segunda carrera más prestigiosa del campeonato, el Gran Premio de Long Beach.

    Después de que Laguna Seca reemplazase a Sonoma en 2019, y de que la pandemia obligase en 2020 a cancelar las rondas de la Costa Oeste para culminar el año en las calles de St. Petersburg, el campo de batalla final de IndyCar será el cuarto diferente en los últimos cuatro años. De nuevo, fue el COVID-19 el que dictó este hecho al aplazarse la carrera de Long Beach respecto a su tradicional fecha de abril, siendo desplazado al final para evitar una segunda cancelación consecutiva. Este será, por tanto, la primera vez en casi dos años y medio en la que los coches de carreras volverán a rugir por Shoreline Drive.

    Con una longitud total de 3.167 metros, Long Beach combina secciones de alta velocidad con curvas de 90 grados y otras partes estrechas e icónicas como el sector de la fuente, en las que la precisión es fundamental para no terminar en el muro. El trazado se diseñó en una zona industrial en clara decadencia allá por los 70, y la construcción derivada de la revitalización que generó el GP ha llevado a siete rediseños diferentes del circuito, siendo el actual concebido en el año 2000. La principal característica que comparte con sus orígenes es la mencionada Shoreline Drive, la curvilínea recta frente al paseo marítimo que alberga el maltrecho navío Queen Mary. Ni siquiera la horquilla final está en el mismo sitio que la inicial, aunque su diseño y desafío son prácticamente idénticos.

    Aunque su trazado es menos angosto, la carrera recibe habitualmente comparaciones con Mónaco por las características del entorno. En ello se basó el promotor Chris Pook para crear el evento en 1975, cuando las carreras urbanas no se estilaban apenas en los Estados Unidos. Dado que USAC había restringido el campeonato nacional (actual IndyCar) a trazados ovales en aquellos años, se albergó a la Formula 5000 americana, y aquella edición inaugural convenció a la Fórmula 1 de que debía ser la segunda prueba mundialista del país, el Gran Premio del Oeste de los Estados Unidos. Se celebró entre 1976 y 1983, con ocho ganadores distintos en ocho ediciones y la popular victoria de Mario Andretti en 1977.

    Ante la mayor presión económica que sufrían por parte de FOM y el temor a futuras pérdidas, Pook llegó a un acuerdo para 1984 con CART, el organismo que había tomado el relevo de USAC como ente regulador de las carreras de Indycar. Mario Andretti añadió otras tres victorias a su palmarés (1984-85, 1987), y su hijo Michael logró en Long Beach su primera y última victoria como piloto con 16 años de diferencia (1986 y 2002), pero nadie dominó este trazado como el 'King of the Beach', Al Unser Jr., que ganó la carrera hasta en seis ocasiones, cuatro de ellas consecutivas (1988-91, 1994-95).

    Paul Tracy completa la lista de tetravencedores (1993, 2000, 2003-04) en Long Beach, y ex competidores como Alex Zanardi o Mike Conway también saben lo que es repetir victoria. Pese al pesimismo inicial en su cambio a los Indycars, la carrera fue capaz de prolongar el boom anterior en cuanto a asistencia y pompa, convirtiéndose casi de inmediato en un evento esencial en el calendario. Incluso en los peores años de CART/Champ Car durante el Split, Long Beach mantuvo siempre sólidas cifras de asistencia, sostenidas por un nada desdeñable porcentaje de público casual que acude al evento por tratarse de una gran convención social, al estilo de Indianápolis.

    En la parrilla actual, nadie reúne más triunfos que un Sébastien Bourdais que venció en los tres últimos años de Champ Car, pero la línea sucesoria del 'King of the Beach' podría recaer en los hombros de Alexander Rossi, que aplastó a la competencia en 2019 para conseguir con 20 segundos de margen su segunda victoria consecutiva en Long Beach. Un triunfo aquí no solo asentaría ese rol, sino que rompería una sequía de triunfos de 36 carreras que dura ya más de dos años. Con anterioridad, las victorias estuvieron muy repartidas por pilotos y equipos, como bien saben Will Power (otro doble vencedor), James Hinchcliffe, Simon Pagenaud, Scott Dixon, Takuma Sato, Ryan Hunter-Reay o Hélio Castroneves.

    La atención mediática, sin embargo, no estará fijada en alguno de esos nueve ganadores anteriores, sino en los tres contendientes oficiales al título. Álex Palou, que nunca ha completado una sola vuelta en Long Beach, se enfrenta a un escenario muy favorable en el que un simple undécimo puesto le permitiría ser campeón sin depender de lo que haga Pato O'Ward. Tanto el mexicano como Josef Newgarden están obligados a vencer y esperar un descalabro del español. La parrilla contará con 28 unidades, cinco más que en 2019 y la más grande del evento desde 2001, al incorporarse Charlie Kimball con el tercer coche de Foyt que no logró clasificar para las 500 millas de Indianápolis.

    Sesiones y horarios del 46º Gran Premio de Long Beach 2021

    * La carrera se emitirá en directo a través de #Vamos(España), Claro Video (Latinoamérica), Pato.TV y Multimedios (México)

    Fotos: IndyCar Media