¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarContundente victoria de Alexander Rossi en Pocono

El piloto estadounidense dobló hasta el quinto clasificado, contando solo con la oposición de Will Power.

Scott Dixon, cerca de ser doblado, salvó los muebles completando el podio sobre Sébastien Bourdais.

Carrera limpia tras el desastroso accidente inicial de Robert Wickens

El desarrollo de las 500 millas de Pocono quedó parcialmente eclipsado por el espeluznante accidente que Robert Wickens sufrió en sus primeras vueltas, pero con las noticias alentadoras sobre su estado de salud, los pilotos restantes trataron de poner en el veloz trióvalo un show menos arriesgado. En este contexto, Alexander Rossi brilló con luz propia al obtener una victoria absolutamente dominadora que le sitúa ya como principal objetor al liderato de Scott Dixon.

Sin que aún hubiese volado la bandera verde, Graham Rahal causó la primera neutralización al saltarse la resalida y golpear el coche de Spencer Pigot, arruinando el día de ambos por los daños. Con todo, la bandera verde salió durante unos pocos segundos, suficientes para que Rossi sobrepasase a Josef Newgarden por la segunda posición. Cuando la carrera se reanudó, Rossi asaltó el liderato de la prueba, antes del violento accidente que mandó a Wickens al hospital, y que dejó fuera de combate a otros cuatro pilotos, entre ellos Ryan Hunter-Reay y James Hinchcliffe.

Tras dos horas de bandera roja, se reemprendió la marcha en la vuelta 9, con varios pilotos parando en boxes para reparar daños derivados de los restos del accidente, en especial Simon Pagenaud y un Ed Jones que perdió una vuelta. Las 190 vueltas restantes transcurrirían sin una sola bandera amarilla. Una vez se relanzó la prueba, Rossi fue capaz de marcharse gradualmente con un ritmo demoledor, abriendo un hueco de seis segundos con sus perseguidores que fue a más tras la primera parada, estabilizándose sobre los 10 segundos durante la primera mitad de la prueba.

A su vez, Power logró mantener las distancias con Newgarden, y estas se ampliaron de forma notable tras un segundo turno de paradas en el que Newgarden se vio superado por Marco Andretti y Scott Dixon, ambos beneficiados por los incidentes que ocurrieron justo delante, y que habían adelantado su detención. El ritmo de Andretti, no obstante, no fue demasiado brillante, y en la vuelta 92 ya perdía 27 segundos con un Rossi que empezaba a cazar y doblar a los componentes del top 10.

Los doblados, en especial Max Chilton y Conor Daly, fueron una de las grandes historias de la carrera, presentando una complicación similar a la de Indianápolis, y permitiendo que Power se acercase notablemente antes y después de la tercera parada. Rossi, no obstante, aguantó el tirón y volvió a abrir un pequeño hueco. Andretti desapareció de la pelea por el podio tras la cuarta parada, cediendo tres puestos con Dixon, Bourdais y Newgarden. Éste último había perdido la posición con el francés en la parada anterior, y su ritmo fue poco óptimo durante la segunda mitad de carrera, quedándose muy retrasado.

En ese cuarto turno de paradas, habiendo reducido de nuevo la desventaja, Power optó por parar algo más tarde, y el tráfico jugó a su favor, permitiéndole salir por delante de Rossi. No obstante, los siguientes doblados eran pilotos de Andretti (Marco y un batallador Zach Veach), y redujeron el ritmo lo suficiente para que Rossi recuperase la posición, dejándole pasar a posterior mientras retenían a Power. El piloto de Penske, el único capaz de rodar en los tiempos del líder, perseveró en su persecución, pero un error al pasar a un doblado justo antes de su última parada y la no aparición de una bandera amarilla tras un choque de Conor Daly en la vuelta 167 sentenciaron la contienda.

Con el tercer y cuarto clasificado a la vista, Rossi logró su tercera victoria del año, y la segunda consecutiva, separándose de los pilotos que tenía detrás y plantandose como la principal amenaza para un Dixon que terminó el día siendo presionado por Bourdais, sin que éste consiguiese arrebatarle el podio. Alrededor de la vuelta 70, el francés protagonizó uno de los grandes momentos de la prueba al pasarse y repasarse durante tres vueltas con un Zach Veach que llegó a rodar cuarto, y que acabó en sexta posición muy cerca de Newgarden, ambos doblados por el líder, y muy cerca de serlo también por Dixon y Bourdais al descolgarse a más de medio minuto.

Andretti y un Simon Pagenaud que se conformó con acabar bien terminaron también a una vuelta, con Charlie Kimball y Ed Carpenter completando el top 10 después de que Matheus Leist perdiese el décimo lugar en una de las últimas paradas. En definitiva, una prueba que eliminó a muchos de sus potenciales protagonistas al principio, y que dejó el camino despejado para que Rossi, que corta la racha de triunfos en Pocono de Power, ponga en aprietos a un Dixon que ha salvado los muebles. Con mucha menos fortuna, Wickens quizá ha salvado algo más.

Resultados de las 500 millas de Pocono (200 vueltas)

Clasificación general de la IndyCar 2018 (carrera 14 de 17)

(R): Novato
*: Temporada parcial

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto