¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarWickens, operado de lesiones medulares y vertebrales

El piloto canadiense ha sido intervenido por una fractura en vértebras de la columna torácica, además de una lesión en la médula espinal.

Tras una intervención "sin complicaciones", Wickens se someterá a más operaciones por sus lesiones en las piernas y el brazo derecho.

ACTUALIZACIÓN (16:00h): 24 horas después de su terrible accidente en Pocono, el piloto canadiense Robert Wickens fue sometido la pasada madrugada a una operación quirúrgica en el hospital Lehigh Valley en la que se ha "estabilizado una fractura en la columna torácica", que comprende la zona entre las vértebras T2 y T12, aunque no se ha precisado la ubicación exacta de la misma. Esta fractura está asociada con "una lesión en la médula espinal", según el último comunicado emitido por Schmidt Peterson Motorsports, que asegura que el piloto se encuentra estable.

En la operación, descrita como "exitosa" y "sin complicaciones", se ubicaron "barras y tornillos de titanio" en la columna de Wickens para estabilizar sus fracturas. Por el momento, se desconoce la severidad y el efecto que estas lesiones tendrán en el piloto, algo habitual en estos procedimientos debido a las inflamaciones. Sus fracturas en las piernas también complican esa evaluación, y serán precisamente estas lesiones, junto a la del brazo derecho, las que se traten en las próximas operaciones.

NOTICIA ORIGINAL: Las 500 millas de Pocono, una de las citas estelares de la IndyCar cada año desde su regreso en 2013, se vieron afectadas por un terrorífico accidente en la séptima vuelta que ha afectado de forma significativa a Robert Wickens. El piloto canadiense, de 29 años, fue trasladado en helicóptero al hospital Lehigh Valley en Allentown, Pennsylvania, donde está siendo tratado por múltiples lesiones después de una colisión con Ryan Hunter-Reay en la que su monoplaza se elevó en el aire hasta impactar de forma violenta contra la valla, aunque su vida parece no correr peligro como se temió en un primer momento.

Según el parte médico emitido por el equipo Schmidt Peterson Motorsport a las 4:40 de la madrugada (hora española), Wickens ha sufrido lesiones en "sus extremidades inferiores, el brazo derecho y la columna", además de "una contusión pulmonar", por los que será sometido a una resonancia magnética y, probablemente, a una operación quirúrgica. Asimismo, el ex piloto canadiense Paul Tracy, comentarista de la televisión estadounidense, concretó el alcance de las lesiones en su cuenta de Instagram asegurando que Wickens se habría roto "los dos tobillos, el brazo y una posible vértebra fracturada".

Tras una resalida espectacular, en la que adelantó a Simon Pagenaud y Josef Newgarden por el exterior de la curva 1, Wickens se fue a por Hunter-Reay, que ocupaba el tercer lugar, y intentó ganarle la posición por el interior. Pese a no encontrarse con suficiente coche por delante para que su oponente levantase el acelerador, Wickens trató de mantener el paralelo trazando la curva 2, y Hunter-Reay cerró la trazada lo justo para que ambos se tocasen. El monoplaza de Wickens se quedó subido en la trasera de Hunter-Reay y, tras golpear contra las protecciones, hizo efecto cuña con el coche del estadounidense, lo que propició un fuerte impacto semi-frontal contra la valla.

Su coche rotó en el aire e impactó un par de veces más contra la valla antes de volver al asfalto, terminando sus destrozados restos a un lateral de la pista. Con la carrera neutralizada con bandera roja, el equipo médico empleó 10 minutos antes de extraer al canadiense de su coche, con un collarín y una camilla cuchara para protegerle la espalda, antes de una breve atención en el centro médico que derivó en el helicóptero. La categoría inicialmente fue muy escueta en su información sobre el piloto, aunque fue lo suficientemente tranquilizadora al afirmar que se encontraba "consciente" tras lo ocurrido.

Hunter-Reay, que pasó justo por debajo del coche de Wickens (el cual arrancó su cámara onboard), pudo salir de su coche sin ningún problema. Asimismo, otros tres pilotos se vieron involucrados en el accidente tratando de esquivar los coches y los múltiples restos: James Hinchcliffe, compañero de Wickens, perdió el control al reducir la velocidad, Takuma Sato se vió forzado a golpearle tras ser cegado por el aceite y quedarse sin espacio por fuera, y Pietro Fittipaldi, que se encontró con varios de los restos, golpeó también con Hinchcliffe de forma algo más seca. Tanto el brasileño, convaleciente de una reciente lesión, como Sato salieron del centro médico sin lesiones, al igual que Hinchcliffe, pese a recibir éste el impacto de varios restos en sus brazos y casco

Wickens sufre el accidente más fuerte de su carrera cuando su gran temporada como novato en la IndyCar se acercaba a su conclusión. Llegado del DTM, el piloto de Schmidt Peterson Motorsports logró la pole en el primer evento de la temporada en St. Petersburg, que lideró hasta ser golpeado por Alexander Rossi en la última vuelta, pero ha conseguido subir hasta en cuatro ocasiones al podio, liderando algunas carreras por el camino. Hasta hoy, Wickens ocupaba la sexta posición en la general con 380 puntos, a solo 19, precisamente, de Hunter-Reay.

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto