¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarRick Ware Racing confirma su asociación con Coyne y su segundo coche

    Rick Ware se dejó ver en los monoplazas por primera vez con James Davison en la Indy 500IndyCar Media

    El modesto equipo de NASCAR alineará de forma conjunta el segundo coche a tiempo completo de Coyne, para el cual aún no se ha anunciado piloto.

    Ware también se encargará del tercer coche para la Indy 500 y otras pruebas seleccionadas.

    Tras su primera incursión en la categoría, Rick Ware Racing amplia notablemente su presencia en IndyCar al fortalecer sus vínculos con Dale Coyne Racing. El equipo fundado por el ex piloto Rick Ware, que compite principalmente en NASCAR, fue el encargado de alinear el año pasado a James Davison en las 500 millas de Indianápolis en una asociación multi-estructura con Coyne, Jonathan Byrd's Racing y Belardi Auto Racing. Este año expande su operación al abanderar la inscripción del segundo coche a tiempo completo de Coyne, que volverá a cambiar de número.

    El coche #19 se convirtió el año pasado en el #55 que Álex Palou pilotó con la asistencia del Team Goh japonés, con financiación directa de Honda. Con la salida de Palou del equipo rumbo a Chip Ganassi Racing, ese segundo coche estará alineado ahora bajo la denominación "Dale Coyne Racing with RWR", del mismo modo que ocurre con la co-propiedad de Vasser-Sullivan en el #18 en la que se anunció esta semana a Ed Jones como piloto.

    El comunicado confirma que este coche tendrá un único piloto durante toda la temporada, a la par que emplaza de forma inusual a la próxima semana para desvelar su identidad, y al próximo mes para anunciar el patrocinio. Asimismo, Ware también tendrá la co-inscripción del tercer coche de Coyne bajo el número #52, el cual participará tanto en las 500 millas de Indianápolis como en «una selección de carreras que aún está por determinar», sin que tampoco se haya afirmado quién o quienes estarán al volante.

    El año pasado, su primera aventura en la Indy 500 solo duró cuatro vueltas, el tiempo que tardaron los frenos del coche de James Davison en arder pavorosamente por un fallo mecánico tras haber clasificado en 27ª posición. El piloto australiano también compitió el año pasado con ellos en 13 carreras de la NASCAR Cup Series, la clase reina de los stock cars, y es un claro candidato para el #52 en la Indy 500, dentro de una terna de candidatos para el resto de posiciones que incluye al muy postulado Romain Grosjean, Pietro Fittipaldi, J. R. Hildebrand o Cody Ware (hijo del propietario).

    Rick Ware Racing ha competido en más de 500 carreras en las tres divisiones de NASCAR desde su creación en 1999, siendo 138 de ellas en la NASCAR Cup Series en la que compiten permanentemente desde 2017, con hasta cuatro coches a tiempo completo el año pasado. Habitualmente, Ware cuenta siempre con material prestado o de segunda mano, intentando a su vez alinear la mayor cantidad de maquinaria posible. Por ello, sus resultados siempre han sido muy discretos: solo 14 top 10, nueve de ellos en las carreras de pack de Daytona y Talladega que tienen tendencia a propiciar resultados aleatorios, llevando al equipo a ser carne de meme para la comunidad americana del motor.

    El año pasado, David Ragan terminó cuarto con ellos en las 500 millas de Daytona, un puesto por debajo del tercer lugar que Kevin O'Connell logró en una carrera de la 'segunda división' (NASCAR Xfinity Series) en 2014 en el circuito de Road America. En base a su propia experiencia como piloto, Rick Ware también ha tenido una inusual visión multidisciplinar, compitiendo en eventos de resistencia muy dispares (IMSA, Asian Le Mans Series), e incluso en diversos campeonatos de motocross en la segunda mitad de la década de los 2000.

    Fotos: IndyCar Media