¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Leggenda e Passione: espectacular resultado en la subasta Ferrari en Fiorano

27

Celebrada en el circuito de Fiorano, en Maranello, por el 70 aniversario de la marca italiana, la subasta Leggenda e Passione organizada por RM Sotheby's en colaboración con Ferrari deparó tantas sorpresas como buenos resultados, logrando algunos lotes varios récords absolutos.

Ferrari 333 SP, uno de los pocos que no encontraron vendedor.

Este fin de semana tenía lugar la subasta Leggenda e Passione en Maranello. Celebrada en el mismo circuito de Fiorano y organizada por RM Sotheby’s en conjunción con Ferrari, servía de colofón para toda una semana de eventos en Italia celebrados en homenaje del 70 aniversario de la marca italiana, entre los que podíamos destacar la presentación del nuevo Ferrari Portofino o la congregación en Maranello de cientos de ejemplares clásicos de la marca, algunos de ellos participantes en un concurso de elegancia celebrado para la ocasión.

Como ya te comentamos en su día, cuando os mostramos las unidades más destacadas de esta subasta, entre los lotes que la componían podíamos encontrar piezas muy raras, en algunos casos, auténticas piezas únicas de gran valor. Lo que quedó refrendado por los espectaculares resultados del evento, con varios récords absolutos en algunos casos, y valores muy altos en otros.

Aunque en principio partía como una pieza muy destacada del evento, nadie hubiera sido capaz de imaginar que el LaFerrari Aperta número 210 se iba a convertir en la estrella indiscutible de la subasta. Con una asombrosa puja de 8.3 millones de euros no solo fue el modelo más caro de la jornada, batiendo de paso todos los registros anteriores del modelo, sino que se convierte por derecho propio en el automóvil de serie nuevo más caro de la historia.

Ferrari LaFerrari Aperta bastidor 210.

Nunca antes un modelo de serie completamente nuevo había sido vendido directamente desde su factoría en un precio similar. Otros modelos, como el reciente Rolls-Royce Sweptail, han gozado de precios muy altos. De este en concreto se dice que tuvo un precio de 13 millones de dólares, pero no es un modelo de serie como tal, sino una personalización de lujo sobre el Phantom Coupé actual.

Además, no existe un informe oficial que avale el precio de compra del Sweptail, al contrario que con este ejemplar del LaFerrari Aperta. Es por eso que solo empleamos los valores alcanzados en subastas y no en transacciones privadas, pues no suele trascender el precio real final de la venta, y solo contamos con el testimonio de algunas fuentes, y por tanto, no son fiables.

En el caso de esta unidad del LaFerrari Aperta, ha sido ensamblada fuera de la producción original, de 209 ejemplares, con la intención de subastarla para recaudar fondos para la fundación Save the Children. La única diferencia de esta unidad con el resto de la producción del LaFerrari Aperta son unos adhesivos en su carrocería, unas líneas blancas y los emblemas de Save the Children.

Ferrari 288 GTO de 1985 a estrenar.

Aunque no fue el siguiente modelo más caro, el listado con los precios más altos lo podréis encontrar al pie del artículo, el precio que alcanzó el Ferrari 288 GTO de 1985 fue toda una sorpresa. Esta unidad contaba con solo 729 kilómetros de uso, una cifra realmente ridícula, por lo que es lógico que este sea uno de los ejemplares más nuevos y mejor conservados del modelo. Partía con unas estimaciones que le apuntaban entre 3.25 y 4.0 millones de euros, un precio realmente alto para un ejemplar de este tipo, sin embargo, logró alcanzar dichas estimaciones con una increíble puja de 3.263.000 euros, nuevo récord absoluto para el modelo.

Esta cifra le convierte en el ejemplar más caro del modelo hasta la fecha. Hasta ahora, las mejores unidades de este modelo se habían quedado cerca los 2 millones, pero nunca habían llegado tan alto como este.

Junto a este podíamos encontrar varias piezas de las series limitadas de Ferrari que le siguieron, como un F40 de 1989 perteneciente a una de las primeras series fabricadas del modelo y que por tanto no contaba con catalizador. Este disponía de un kilometraje muy bajo, unos 9.293 kms, y lograba alcanzar un precio de 1.07 millones de euros, una cifra que le dejaba lejos del récord del modelo.

Ferrari F40 de 1989.

Tras este podíamos encontrar un precioso Ferrari Enzo en la rara combinación negro sobre negro. Se cree que solo 5 ejemplares salieron de Maranello con la carrocería en este color y en este caso, el ejemplar se encontraba en perfecto estado de conservación y con un kilometraje bastante bajo, solo 21.500 kms. Su puja final alcanzó los 2.31 millones de euros.

Tras este podíamos encontrar otro ejemplar del LaFerrari muy destacable, si el Aperta mencionado anteriormente puede considerarse el último ejemplar del modelo, independientemente de la versión, en esta subasta encontramos el que podemos considerar el primer ejemplar, el LaFerrari prototipo que empleó la marca primero para mostrar el modelo a algunos privilegiados clientes antes de su presentación oficial en Ginebra y que posteriormente sirvió como vehículo de muestra en Maranello, para todos los clientes que acudieron a la factoría a configurar su unidad del LaFerrari.

Este ejemplar dispone de una particularidad, y es que como prototipo no puede ser registrado y por tanto no es matriculable, aún así lograba alcanzar los 1.88 millones de euros, una cifra espectacular si tenemos en cuenta que realmente solo sirve como vehículo de exposición.

Ferrari LaFerrari prototipo.

Entre las piezas clásicas más destacadas podíamos encontrar un 250 GT LWB California Spider de 1959, que superó los 7.85 millones de euros y encontramos en el segundo puesto de la lista de los más caros, así como un 250 GT Cabriolet que alcanzó los 4.72 millones de euros y un fantástico Ferrari 750 Monza con motor de 4 cilindros que lograba arrancar 3.75 millones de euros.

También encontramos un 275 GTB de 1966 con carrocería de aluminio ligera, que logró acercarse a los 3 millones, aunque los ejemplares clásicos más destacados fueron los Daytona. Un 365 GTB/4 Daytona Spider lograba llegar a 2.479.000 euros, todo un récord para el modelo aunque hubo otro ejemplar del Daytona, que si bien no logró llegar a este nivel, sí que logró acaparar todo el protagonismo.

Este no era otro que el Ferrari 365 GTB/4 de aluminio, un modelo del que ya os hemos hablado extensamente, pues es el único ejemplar de calle conocido que cuenta con una carrocería completamente de aluminio, generalmente dedicadas a unidades de competición. Esta unidad mejoraba todas sus estimaciones previas y alcanzaba los 1.8 millones de euros, a pesar de estar en el mismo estado en el que fue descubierto, tras pasar varias décadas junto a un cobertizo en Japón.

El Ferrari Daytona de aluminio fue una de las estrellas del evento.

Aunque además de estos clásicos encontrábamos algunas piezas generalmente no tan deseadas por los coleccionistas y que normalmente no suelen acaparar demasiada atención, pero que sin embargo obtuvieron en esta cita un protagonismo especial, sobre todo dado su historial.

Entre estos podíamos encontrar un impecable Ferrari 400i de 1983, un modelo muy poco querido por los aficionados en cualquiera de sus versiones, pero que en esta ocasión brilló con luz propia. Este ejemplar con muy pocos kilómetros pero con Keith Richards de los Rolling Stones como primer propietario logró alcanzar nada menos que 345.000 dólares, difícilmente volveremos a ver uno de estos ejemplares en un nivel tan alto de precio.

Similar a este podíamos encontrar un 512 BB, aunque un ejemplar muy especial, pues es el primer bastidor fabricado del modelo, empleado por Pininfarina para su presentación internacional en los Salones de París y Ginebra y que sirvió a diversos propósitos promocionales, este lograba alcanzar los 425.000 dólares.

Ferrari 550 Sperimentale.

A otro nivel encontramos ejemplares muy curiosos, como el Ferrari 550 Sperimentale, con una puja de 287.500 euros o el Ferrari 488 Spider "Green Jewel", una de las unidades nuevas del modelo que la marca presentó entre las 70 unidades con decoración especial para festejar su 70 aniversario. Ese logró alcanzar los 1.09 millones de euros.

Entre las piezas que no lograron encontrar comprador, que fueron muy pocas, destaca sobremanera el Ferrari 250 GT SWB Berlinetta Competizione, estos ejemplares son muy cotizados y suelen estar entre los 8 y los 12 millones de dólares, este partía con una estimación entre 8.5 y 10 millones de euros y prometía ser la pieza estrella del evento, sin embargo, a pesar de contar con un magnífico estado y la carrocería en color rojo, algo raro en estos ejemplares, no lograba encontrar comprador.

Como el Ferrari 333 SP de 1994, el único de los 40 ejemplares fabricados que ha sido almacenado desde que saliera de la factoría y que por tanto no solo no llegó a pisar jamás un circuito, sino que por el momento, sigue siendo un modelo a estrenar, algo muy poco habitual en este tipo de modelos de competición.

Top ten

Noticias relacionadas

Leggenda e Passione: espectacular resultado en la subasta Ferrari en Fiorano
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto