¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Lotus M90/X100: el último deportivo de Colin Chapman

    Lotus M90/X100: el último deportivo de Colin Chapman
    16
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera3 min. lectura

    Aparece a la venta el ejemplar único del proyecto M90 de Lotus, más tarde rebautizado como X100. El último proyecto de calle aprobado y supervisado por el desaparecido Colin Chapman. Este prototipo funcional era el primer ejemplar del modelo, que pensaba ser fabricado en serie.

    Lotus M90/X100.

    Este pequeño Lotus que ha aparecido a la venta en Seabrook, Texas, es una pequeña pero importante pieza de la historia de la marca británica. Es el prototipo y único ejemplar fabricado del último proyecto del que el desaparecido Colin Chapman formó parte, denominado inicialmente M90 pero que tras el fallecimiento de Chapman fue rebautizado como X100.

    Las intenciones originales contemplaban crear un sustituto natural para el Lotus Elan de primera generación, pero el fallecimiento del fundador de la marca y la debacle económica que sufría la firma en aquellos momentos paralizó el proyecto. Poco tiempo después el proyecto era retomado, ya con el nuevo nombre, y rediseñado como un vehículo de carrocería abierta en lugar del formato coupé originalmente planteado. Y con todas las intenciones de fabricarlo en serie, se ensambló el primer prototipo. A la postre la única unidad fabricada, y que ahora está a la venta en Estados Unidos.

    Con un precio de 86.000 dólares, poco menos de 72.000 euros, encontramos un precioso roadster 2+2 con las líneas propias de principios de la década de los ochenta, dibujado con líneas rectas, ángulos muy acusados y superficies planas por doquier, sin olvidarnos de los inevitables faros retráctiles, seña de identidad de cualquier modelo de aspiraciones deportivas de la época.

    El interior se encuentra impecable.

    Como llegó esta unidad hasta Texas es todo un misterio, pero por lo que comenta el vendedor ha sido objeto de una restauración completa. De hecho, hay imágenes del bastidor al desnudo, una estructura en X inspirada en el bastidor del Elan original supuestamente tomadas durante las tareas de reacondicionamiento. De ahí que el estado del ejemplar sea casi perfecto.

    Realizado de manera manual, este prototipo está plagado de elementos de origen Toyota. Desde el motor, un bloque 4AGE de 1.6 litros y unos 125 CV procedente de un Corolla GT, hasta la transmisión manual de 5 velocidades y algunos elementos de la suspensión, así como las propias llantas, donde aparece claramente el emblema de la marca japonesa. No es raro que la marca británica empleara elementos mecánicos de la firma nipona, ya que en esa época colaboró con Toyota en más de una ocasión, como el caso del Lotus Excel.

    Su potencia puede parecer escasa con los estándares actuales, pero teniendo en cuenta que este ejemplar único está fechado en 1984 y que solo pesa 895 kilos, podemos asegurar que para la época podía disponer de unas prestaciones y probablemente, un comportamiento más que respetables.

    Lotus M90/X100: el último deportivo de Colin Chapman