¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Motores turbo de gasolina para los 4x4 T1 del Dakar

    El ASO ha acabado de raíz con la polémica de las bridas de admisión al imponer una configuración cerrada para los vehículos T1.

    Los coches de la categoría reina deberán ser 4x4 con motores turbo de gasolina. Los buggies quedan reservados a equipos privados.

    FIA y ASO han decidido dar carpetazo a las distintas configuraciones de motor que presentaban los vehículos T1 del Dakar y por lo tanto al manido tema de las bridas de admisión. Tras reunirse con los principales fabricantes representados en la categoría reina, el organizador del Dakar en comunión con la FIA ha determinado que todos los vehículos T1 serán tracción 4x4 y contarán con un motor turbo de gasolina a partir de 2019. De esta forma, los fabricantes no podrán recurrir al uso de buggies -que tendrán su propio reglamento- ni a motores turbodiésel, como ha hecho Peugeot Sport desde su regreso a la prueba.

    Mini X-Raid, Toyota Overdrive y Peugeot Sport han dado el visto bueno a esta decisión y en futuras fechas se reunirán con FIA y ASO para discutir las claves del nuevo reglamento técnico, del que quizá no sea partícipe Peugeot ya que su programa -con su buggy tubordiésel- sólo está confirmado hasta 2018. En cualquier caso, se da un giro de 180 grados a la normativa de la categoría de coches ya que los T1 serán obligatoriamente 4x4 con motores turbo de gasolina, mientras que los buggies competirán con un motor estándar que permitirá que de alguna manera vuelvan a ser protagonistas en manos de equipos privados.

    Con esta medida se acabará con la polémica y con la igualdad artificial -y no conseguida- entre los motores turbodiésel y los propulsores de gasolina atmosféricos, caballo de batalla en las dos últimas ediciones del Dakar entre Peugeot Sport y X-Raid. Este cambio deberá aprobarse en la próxima reunión del Consejo Mundial del Motor, cita que se celebra el próximo 9 de marzo en Ginebra. Parece complicado en todo caso que este cambio normativo entre en vigor en 2018, donde si se podría celebrar el primer Campeonato del Mundo de Cross-Country, certamen que hasta ahora tiene la etiqueta de Copa del Mundo FIA.

    Fuente: Motorsport.com / Fotos: X-Raid