¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Dakar 2020Neom es territorio hostil para Yamaha tras la tercera etapa del Dakar

    Adrien Van Beveren ha sufrido una fuerte caída poco después de arrancar la especial. El francés se ha fracturado la clavícula.

    Xavier De Soultrait ha conseguido minimizar daños respecto a sus rivales, aunque ha llegado a meta con un torniquete en un brazo.

    Neom es territorio hostil para Yamaha tras la tercera etapa del Dakar
    Adrien Van Beveren ha dicho adiós al Dakar tras una caída y suma tres abandonos en cinco participaciones.

    El Dakar es caprichoso y las supersticiones personales. Si juntamos estos dos hechos, alguno de los miembros del equipo Yamaha habrá colocado Neom en la lista de lugares malditos a evitar. No obstante, la tercera etapa del Dakar 2020 ha sido una auténtica tortura para la estructura de la firma del diapasón. El día comenzaba con el abandono por una aparatosa y fuerte caída de Adrien Van Beveren y terminaba con Xavier De Soultrait llegando a meta con una gran herida en su brazo, paliada en gran medida por una suerte de torniquete rudimentario hecho a base de celo.

    El francés Adrien Van Beveren era el primero en vivir la 'maldición' de Neom. Apenas minutos después de tomar la salida, el cuarto clasificado del Dakar 2017 perdía el control de su Yamaha y salía disparado por encima de su montura. Una aparatosa caída en la que por suerte Adrien no perdía la consciencia, aunque sí tenía que decir adiós a la carrera. Evacuado de forma inmediata por los servicios médicos de la organización en helicóptero, Van Beveren ha saldado este percance con fractura de la clavícula derecha, así como golpes y contusiones en la cara, el costado y la cadera.

    Yamaha se quedaba así sin su jefe de fila a las primeras de cambio, aunque ese no iba a ser el único contratiempo para la marca. De hecho, Xavier De Soultrait sufría una caída en el km. 350 de la especial a baja velocidad, con tan mala suerte que se hacía una gran corte en el brazo. Sin otra opción, De Soultrait se hacía un torniquete con celo para poder llegar a meta. Un final agónico que podía haber sido peor, ya que Xavier De Soultrait perdía el rumbo junto a Toby Price, si bien la decisión de ASO de recortar la etapa le evitaba perder una 'minutada'.

    Incluso alcanzando meta sin grandes contratiempos, tampoco era una buena jornada para los otros dos pilotos de Yamaha. No obstante, Franco Caimi alcanzaba el final de la etapa en el 14º puesto, todo después de dejarse más de 45 minutos con el ganador del día. Por su parte, Jamie McCanney cerraba la tercera jornada fuera del 'top 30' tras perder 1 hora y 42 minutos con Ricky Brabec, tiempo que incluye una sanción de nueve minutos. Con todo y en defensa del joven 'motard', las penalizaciones han sido una constante entre los pilotos dentro de una jornada que se puede considera caótica.

    Más allá de los males de Yamaha, hay un buen número de 'motards' que no guardaran buenos recuerdos de Neom. No obstante, la tercera etapa de este Dakar no sólo se ha cobrado las aspiraciones de Adrien Van Beveren, sino que ha dejado un reguero de abandonos. Sin ir más lejos, Guillaume Cholet tuvo que retirarse tras sufrir una caída y dañarse las costillas. Por su parte, Olaf Harmsen también decía adiós tras tener un aparatoso accidente por el que tenía que ser evacuado en helicóptero. Martien Jimmink era otro de los pilotos que causaban baja, mientras que Paulo Gonçalves rompía el motor de su montura.

    Fotos: Yamaha