¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Nissan Cantabria tendrá futuro, Barcelona sigue en el aire

    Instalaciones en Los Corrales de Buelna (Cantabria)Nissan

    La fábrica de componentes de Nissan en Cantabria despeja las incertidumbres sobre su futuro más inmediato con más carga de trabajo, producirá componentes para coches fabricados en Norteamérica a partir del año que viene, y no habrá despidos. Nissan invertirá 40 millones de euros, por lo menos.

    Nissan tiene dos frentes abiertos en España. Por un lado, qué ocurre con las plantas de Barcelona, y por otro cómo se afrontaría el futuro de la fábrica de componentes de Los Corrales de Buelna (Cantabria). Respecto a esta última, llegan buenas noticias.

    El fabricante ha anunciado hoy que el futuro de la planta está asegurado a medio plazo con la propuesta del «Plan de Ultra-competitividad» para el período 2020-2023, que se pondría en marcha después de la parada técnica del verano.

    Dentro de dicho plan se pondrá en marcha un nuevo negocio, mejorará el rendimiento y se modernizarán las instalaciones clave. Una nueva línea de moldeo será instalada para ponerse en funcionamiento el próximo año fiscal japonés, de abril de 2021 a marzo de 2022.

    La fábrica recibirá la asignación de manguetas de dirección destinadas al mercado de América del Norte, con un volumen de producción estimado de un millón de unidades al año o más. Supone un cambio importante, ya que los modelos para los que fabrica piezas son todos europeos actualmente.

    Para Nissan, la fábrica hace componentes para Juke, Qashqai, Micra, e-NV200, Leaf y Navara, que se producen en Reino Unido, Francia y España. Para la marca Renault produce componentes para Kadjar, Megane y Captur, los tres de fabricación española. Ya es una de las plantas de fundición y mecanizado más importantes de Europa, según Nissan.

    Trabajan allí más de 530 personas hoy día

    Mientras dure el plan de competitividad Nissan no tomará medidas traumáticas y mantendrá el empleo. Además, la carga de trabajo prevista será muy cercana al volumen óptimo, el 75% de la capacidad de la planta, y se invertirán 40 millones de euros -o más- para ejecutar dicho plan.

    Instalaciones en Los Corrales de Buelna (Cantabria)

    A finales de junio os contamos que Nissan quería reducir el coste por pieza producida en un 28% para el año 2023. Estaban previstas rebajas salariales de hasta el 40%, lo que los sindicatos interpretaron como que las inversiones las financiarían los trabajadores con el «mordisco» a sus nóminas.

    Después de la parada veraniega Nissan se coordinará con la representación de los trabajadores y las administraciones públicas para asegurar «la ejecución coordinada del plan». El Gobierno de Cantabria ha dado su respaldo al plan para la fábrica de Nissan en su jurisdicción.

    El director general de operaciones de Nissan en Cantabria, Eduard Reimondez, declaró que «comienza ahora un proyecto apasionante, a la par que retador, con el que pretendemos asegurar la competitividad de la planta y su sostenibilidad en el medio y largo plazo». Más adelante pueden llegar otras asignaciones a esta fábrica.

    Línea de producción de Nissan e-NV200 en la Zona Franca de Barcelona

    ¿Y Nissan en Cataluña, qué?

    La empresa ha dado un tímido paso hacia atrás. La intención de la dirección japonesa era de poner fin a las operaciones en diciembre de 2020, pero se está negociando mantener la fábrica operativa hasta junio de 2021, y si se reanuda la producción después del parón veraniego, que a su vez «empalma» con semanas de huelgas consecutivas.

    La fábrica de la Zona Franca de Barcelona y los centros de Montcada i Reixac y Sant Andreu se mantendrían por tanto abiertos durante ese tiempo, y Nissan Motor Ibérica se comprometería a no despedir antes del 20 de diciembre, mientras se estudian posibles alternativas de reindustrialización.

    Ahora mismo la mayor esperanza de los trabajadores de Barcelona es que se beneficien de que se consume un «Brexit» al término de este año también en lo económico, dejando a Sunderland fuera del mercado único europeo. Eso implicaría casi automáticamente más trabajo para Barcelona, y la salvación de un cierre que parecía inevitable. Ni los trabajadores ni la Generalitat de Catalunya se han rendido todavía.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto