¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Nissan no montará tablets en el interior de sus futuros modelos

    El concepto interior del Nissan Ariya, una gran pantalla curvadaNissan

    Cuando la moda son tablets colocados en la parte superior de la consola central, algunas como una extensión del cuadro de instrumentos, algunos fabricantes reculan. Los futuros modelos de Nissan seguirán el mismo patrón de diseño interior adelantado en el concepto Ariya, apostando por una pantalla de una pieza con una forma curva.

    Suele dar caché, o al menos eso es lo que piensan algunos cuando el interior de su coche dispone de dos tablets en el cuadro de instrumentos y en la parte superior de la consola central, una solución al más puro estilo de Mercedes. La marca de la estrella ofrece diferentes combinaciones y diferentes tamaños. Ganan, por goleada, las dos pantallas de la máxima resolución.

    Y es que los propietarios dicen tener una sensación especial cuando saben que los cristales de las dos pantallas están unidos como un gran tablet extendido a todo lo ancho. Pero, ni a todos los clientes le gusta este tipo de solución, ni tampoco a todos los fabricantes, como a Nissan, que ha anunciado que no montará tablets en su nueva generación de modelos, sino que optará por una pantalla curvada como la anticipada en el concept Ariya.

    En los futuros modelos de Nissan, la pantalla de instrumentos y de entretenimiento estarán unidas y curvadas como una ola

    Los nipones apuntan que el tablet es una solución tan barata como un simple añadido en un salpicadero, que no se considera una pieza más del diseño del interior y, por tanto, no tiene en consideración factores importantes como la seguridad. Es más, entienden que la lectura de información debe estar al nivel de los ojos, confirmando el principio de que, por naturaleza, el ojo humano tiende a mirar de lado a lado.

    Los futuros modelos de Nissan basarán el diseño del salpicadero en esta condición, apostando por la tecnología adelantada en el SUV eléctrico, una pieza horizontal y limpia y una gran pantalla curvada pero perfectamente delimitada, con una sección para los instrumentos y la información más relevante para el conductor y la segunda, dedicada a la información, entretenimiento, confort y el estado del sistema.

    La marca japonesa explican que esta configuración no impide ofrecer funcionalidades especiales, como el poder mover la información de una pantalla a otra o eliminarla, o dar un nuevo valor al concepto de "experiencia de usuario": el de permitir al conductor ajustar la cantidad de información que se debe mostrar en el tablero. Para muchos, un exceso de información es innecesario y llega a molestar.