¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Así es la parrilla de las 500 millas de Indianápolis 2020

    Andretti, Dixon y Sato comandarán la parrilla de 33 este domingoIndyCar Media

    La edición 104 de la mítica carrera se disputará este domingo por la noche, con la participación de Álex Palou desde la séptima posición y de Fernando Alonso desde la vigesimosexta.

    Ocho ganadores en la parrilla de la Indy 500 más exitosa en tres décadas, liderada por la veteranía de Marco Andretti, Scott Dixon y Takuma Sato.

    La gran tradición americana regresa un año más. Lo hace en un mes diferente, a una hora diferente y con un ambiente totalmente diferente al centenar de ediciones anteriores, pero todo lo demás persiste. Incluso sin público, las 500 millas de Indianápolis conservan el aura especial que la sitúa en un plano diferente a cualquier otra carrera que se disputa en este óvalo. Hoy, a partir de las 20:30 hora española (Movistar F1), 33 pilotos verán la bandera verde buscando el mismo sueño que otros muchos antes que ellos, y que otros tantos perseguirán después que ellos.

    Entre los 33 participantes, hay ocho ganadores previos de la carrera (por primera vez desde el récord de 10 en 1992), cinco novatos, 15 pilotos estadounidenses (récord desde 2007, y récord en una Indy 500 'unificada' desde 1994) y 18 foráneos, nueve de ellos europeos, con una media de edad de 31 años y 6 meses, casi la misma que se obtiene al combinar las edades de los dos pilotos españoles. Esta es la parrilla de salida de la edición 104 de las 500 millas de Indianápolis.

    FILA 1: Un apellido histórico, un piloto histórico y el único ganador asiático de la historia componen la primera fila más veterana de la Indy 500 desde 1993. Marco devolvió 33 años después el apellido Andretti a la pole, la segunda de Andretti Autosport (Tony Kanaan - 2005), pero su objetivo mayor será superar la maldición que persigue a su familia desde la victoria de Mario en 1969, con 69 intentos fallidos entre los cinco miembros de la familia que han corrido aquí. Scott Dixon, ganador de 2008, busca un segundo triunfo que le asiente entre las leyendas y encamine su sexto título de IndyCar, mientras que Takuma Sato, el primer nipón en la primera fila de Indianápolis, se encomendará a su 'No Attack, No Chance' para brindarle a Bobby Rahal su segunda victoria como dueño de equipo, 16 años después de la de Buddy Rice.

    FILA 2: Con la mejor posición de salida de un novato en 7 años (y de un novato europeo desde 1997), Rinus VeeKay, el benjamín de la parrilla a sus 19 años, carga consigo las esperanzas de los Países Bajos de encontrar al nuevo Arie Luyendyk, siendo el único piloto Chevrolet en las cuatro primeras filas. Estará acompañado de dos veteranos de garantías que ya conocen todo lo que Indianápolis puede ofrecer: Ryan Hunter-Reay, el Capitán América, vencedor en 2014, que busca contrarrestar el inicio de su cuesta abajo, y James Hinchcliffe, quien en Indianápolis ha logrado la pole, rozado la muerte y ser eliminado en el Bump Day. Todo, menos la esquiva victoria.

    FILA 3: Con un entusiasmo fuera de lo común, y un ritmo también fuera de lo común para un novato, Álex Palou afronta su primera Indy 500 como el piloto español más rápido de la historia de Indianápolis, y el objetivo de dejar huella para consolidarse en la categoría para el futuro. Junto a él, arrancarán Graham Rahal, con su mejor parrilla en Indy en 10 años y su mejor oportunidad de emular el triunfo de Bobby en 1986, y un Alexander Rossi que en sus cuatro Indy 500 nunca ha bajado de la séptima posición, sediento del segundo triunfo que rozó el año pasado.

    FILA 4: Su debut en Indianápolis fue injustamente breve, así que Colton Herta vivirá su 'debut' real en las 500 con un gran coche y tras un sólido inicio de temporada. Ganar a los 20 años sería realmente especial... aunque resultaría igual de especial para Marcus Ericsson, que tendrá un coche con gran ritmo de carrera como tercer miembro del poderoso equipo Ganassi, y para Spencer Pigot, quien este año compite como piloto adicional del equipo Rahal tras perder su puesto en IndyCar este invierno.

    FILA 5: Hay que remontarse a 2002 para encontrar tan abajo al mejor piloto de Penske, y no hay ningún otro cerca de él. Si 'el Capitán' tiene opciones de lograr el triunfo en su primer año como mandamás del óvalo y la categoría, estas pasan en su mayoría por el vigente campeón Josef Newgarden, segundo mejor Chevrolet en parrilla, quien pareció guardar cartas en tráfico y busca cumplir la muesca final que falta en su palmarés. Felix Rosenqvist tratará de eliminar de una vez por todas su rendimiento inseguro en los óvalos, y Pato O'Ward, que devuelve a México a la parrilla 15 años después tras su eliminación de 2019, abanderará los esfuerzos de McLaren SP en busca de dejar su impronta.

    FILA 6: Aunque ya había pasado en algunas ocasiones, es raro ver tan atrás a Ed Carpenter, el especialista en óvalos de la parrilla, quien en los últimos ocho años ha acumulado tres poles y cinco primeras líneas. Quizá salir atrás sea la clave para el nativo de Indiana... Comanda la primera línea 100% americana desde 2009, junto a Zach Veach, el más lento de los seis pilotos de Andretti Autosport en su último año de contrato (pese a ser su mejor posición de salida en cuatro participaciones), y Conor Daly, la 'navaja suiza' de la parrilla, quien hace un mes logró la pole en Iowa con un coche de Carlin, y hoy tendrá un coche del equipo Carpenter para volar en el Brickyard.

    FILA 7: Santino Ferrucci despierta pasiones, a menudo encontradas, aunque su 2020 de momento ha resultado bastante desapercibido, incluso en los óvalos y el Indianápolis que tanto le vieron brillar en su temporada debut. Más ha destacado este año Jack Harvey, pese a no haber podido aprovechar sus dos primeras filas, y que tiene en su cuarta participación su primer top 20 en la parrilla de la Indy 500 como el mejor de los tres pilotos británicos. Por fuera, el único novato estadounidense, Oliver Askew, tratará de aprovechar la inercia de su podio en Iowa y el buen ritmo de carrera exhibido para un debut provechoso.

    FILA 8: Dos grandes campeones arrancan desde posiciones muy poco familiares, la segunda peor para ambos. De hecho, solo en su primer año (2008) no se clasificó Will Power entre los nueve primeros, aunque nunca ha conseguido la pole aquí. Compensa todo su victoria de 2018, que tendrá difícil repetir, al igual que el ganador de 2013, un Tony Kanaan en pleno tour de semi-retirada, que ejerce de veterano a sus 45 años con una posición solo empeorada en el 2010 en el que rozó la eliminación, pero que siempre es garantía. Por fuera, con mucho menos palmarés, el novato canadiense Dalton Kellett, quien buscará acabar la carrera ante las críticas por su falta de nivel en la ultracompetitiva parrilla.

    FILA 9: Es raro encontrar al ganador vigente de la Indy 500 tan atrás en la parrilla (Arie Luyendyk defendió su victoria en 1998 desde el puesto 28), pero ahí es donde aparece un Simon Pagenaud al que solo el buen hacer de Penske en carrera le puede llevar alto. A él debería engancharse Fernando Alonso, tras un frustrante mes en el que las esperanzas del principio se tornaron en decepción. Hoy es el primer día de su carrera en el que puede completar la Triple Corona, y quien sabe si el único, aunque en 84 años solo un piloto ha ganado saliendo por detrás del puesto 20. Por el exterior, el polivalente australiano James Davison pasará en una semana de correr en un stock car en circuito, a llevar un monoplaza en óvalo, con el tercer coche de Coyne.

    FILA 10: Otro piloto que también podría enfrentarse a su último baile es Hélio Castroneves, quien afronta su undécima oportunidad de unirse al selecto club de los pilotos que han ganado 4 veces en Indianápolis (A. J. Foyt, Al Unser y Rick Mears) desde su peor posición en parrilla de largo. A su favor, el segundo mejor ritmo de carrera entre los Penske. Estará acompañado de Charlie Kimball, mucho más abajo de lo que su ritmo real merecía en el coche del equipo Foyt, y Max Chilton, que regresa tras ser eliminado en 2019, aunque sin mucho más ritmo que entonces dada su renuncia a correr cualquier otro óvalo.

    FILA 11: Los dos pilotos de Dreyer & Reinbold parten desde la última fila, con Sage Karam y J. R. Hildebrand, ambos eternas promesas por diferentes circunstancias. El segundo sigue a la estela de su accidente en la última curva de 2011 cuando lideraba, que probablemente le acompañará toda su carrera. Otro equipo a tiempo parcial, DragonSpeed, completa la parrilla con un Ben Hanley muy resolutivo, pero con un coche nada competitivo, y el único objetivo de terminar la carrera en este difícil año.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto