¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Perrinn acepta los primeros pedidos de su peculiar LMP1

    Nicolas Perrin ha explicado que un equipo europeo, aún sin desvelar, ha comprado dos unidades de su LMP1 colaborativo.

    Esta estructura ha apostado por una configuración no híbrida, por lo que los dos prototipos estarían destinados a la clase LMP1-L.

    Cuatro años después de su presentación, el LMP1 colaborativo de Perrinn está a punto de ver la luz. Al menos eso es lo que afirma Nicolas Perrin, toda vez que ha confirmado que un equipo europeo, del que no ha dado más datos, ha comprado dos unidades de su prototipo, a priori para competir en la temporada 2018 del WEC. Esta estructura ha optado por no equipar tecnología híbrida en ambos prototipos, por lo que a la espera de conocer el motorista que utilizará, está claro que el objetivo es competir dentro de la clase LMP1-L del Mundial de Resistencia a partir de la próxima temporada.

    A la hora de construir los dos prototipos y las eventuales unidades que puedan ser compradas en un futuro cercano, Perrinn ha optado por la subcontratación. A pesar de sus 15 años de experiencia, Nicolas Perrin es consciente que no tienen la estructura e instalaciones adecuadas para la fabricación de los chasis y del resto de componentes de su LMP1. En este aspecto, Perrinn se ha asociado a diferentes especialistas de confianza para producir las distintas piezas y proceder a su ensamblaje en Northamptonshire, donde responsables de Perrinn supervisarán la construcción de cada unidad de este LMP1, aún sin nombre.

    Algunas de las claves que parecen definir este LMP1 'Open Source' pasan por la versatilidad que ofrece a la hora de instalar distintas unidades de potencia, tanto con tecnología híbrida como sin ella. De la misma forma, también se espera una configuración de suspensiones delanteras y traseras novedosa. El objetivo es que el chasis y todos los componentes anexos tengan un peso "significativamente inferior" a los 830 kilos que marca el reglamento, para así permitir a los equipos barajar distintas opciones de motores. El precio de cada chasis en condiciones de rodar estará en torno a los 1,3 millones de euros.

    Fotos: Perrinn

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto