Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Peugeot 308 GTI marca una importante diferencia en las pruebas de consumo del ciclo WLTP

La versión más deportiva del compacto de la marca del León ha sido retirada del mercado por un tiempo. El Peugeot 308 GTI no cumple con los nuevos estándares de consumos y emisiones del ciclo WLTP que entrará en vigor en septiembre, por lo que el fabricante está realizando mejoras para adaptarse a esta nueva medición. El resultado te va a sorprender.

El Peugeot 308 GTI, apartado de producción temporalmente. Su consumo medio de 6 l/100 km no es real

Hace un año que Peugeot presentó la nueva gama 308tras unos cambios que afectaron al aspecto exterior e interior y una gama de motores más eficiente. El compacto también llegó con una versión deportiva de muy altas prestaciones, el 308 GTI, con un diseño muy agresivo y un motor de gasolina de cuatro cilindros con 1.6 litros turbo capaz que desarrolla una potencia máxima de 270 caballos.

Pero sus cifras de consumo de combustible fueron medidas bajo el todavía en vigor ciclo NEDC por lo que las cifras que se homologaron no eran las reales para el modelo, y mucho menos con unos grandes neumáticos con unas llantas de aleación de 19 pulgadas de diámetro, datos que puedes ver en la siguiente tabla.

Datos de prestaciones homologados oficialmente por el fabricante

Con estos datos validados, el compacto deportivo cumple la norma Euro 6. Pero nada más. Hace unas semanas pudimos ver unas fotos espía con una unidad del Peugeot 308 GTI y unos escapes modificados para acoplar sistemas de medición de gases, una parte más de la adaptación a la nueva normativa.

Pero, en realidad los técnicos de la marca francesa se encontraban realizando pruebas de mediciones del consumo dentro de un protocolo especialmente diseñado para esta labor teniendo en cuenta los requisitos que establece la prueba de conducción en condiciones reales (RDE) y los límites marcados en el ciclo WLTP, aunque algunos puntos se han endurecido un poco más. Así, el protocolo de pruebas de PSA -aplicado también a Citroën y DS- comprende tres partes, con conducción en el entorno urbano, rural y autopistas más lo siguientes requisitos:

  • Los conductores están obligados a respetar las leyes de conducción. En el caso de Francia, está prohibido superar la velocidad máxima legal de 130 km/h.
  • Las pruebas se realizan a una temperatura atmosférica media entre 0º y 30º. El funcionamiento del sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado fuera de este rango de temperatura no tendría validez.
  • La ganancia acumulada de altura -altura total de subida alcanzada durante el ensayo- debe ser aproximadamente de mil metros por cada cien kilómetros para toda la ruta, quedando cerca del límite legal de 1.200 m/100 km. Es notable que la prueba se realiza en una zona bastante plana por París.
  • La prueba dura un poco menos de 120 minutos, pero se superó esa duración en algunas ocasiones por la parte de conducción en un entorno extra-urbano.

El Peugeot 308 GTI en pruebas para adaptar consumos y emisiones a la nueva normativa del ciclo WLTP

Muy importante es el tipo de conducción, que debe ser perfectamente equilibrada entre un propietario que conduce con una más que elevada tranquilidad y otro cuyo perfil es más agresivo circulando al límite. Ni lo uno ni lo otro, y en este sentido el fabricante ha llevado a cabo más de un centenar de pruebas porque los límites de velocidad y aceleración definida en el Protocolo no se ajustaban. Hasta el punto de que la prueba RDE establecida por la Unión Europea no requiere más de un conductor para la realización y, sin embargo, el protocolo de Peugeot sí.

La misma prueba a bordo del Peugeot 308 GTI se ha llevado a cabo con cuatro conductores diferentes, cada uno de ellos realizando un mínimo de diez pruebas -suponen 300 cada uno y en total 1200- ya que cada uno tiene diferentes hábitos; los resultados analizados de cada uno han demostrado que incluso con velocidades y aceleraciones similares los resultados son ligeramente diferentes, de entre 0,1 y 0,2 l/100 km en rural y carretera y de 0,2 l/100 km en ciudad, descartándose las pruebas en las que un conductor trataba de emular los resultados de otro en base a unas condiciones dinámicas determinadas.

En el caso del Peugeot 308 GTI, que es un modelo deportivo con una gran potencia, suele conducirse en algunas ocasiones a alta velocidad, lo cual no es un indicativo fiable en las pruebas de conducción real y no se ajustan a la realidad. Tanto es así que su consumo medio homologado según el ciclo NEDC es de 6 l/100 km y las pruebas según el protocolo propio -y las condiciones de la prueba RDE y los límites del ciclo WLTP- suponen una desviación a la baja de nada menos que un 42 por ciento.

Un resultado para nada real pero sí mucho más representativo para los clientes y para la razón, ya que este 42 por ciento suponen exactamente 2,52 l/100 km más de lo que hoy marcan los datos oficiales según el ciclo NEDC y que se traduce en una cifra de 8,52 l/100 km. Peugeot ha redondeado a 8,6 l/100 km y es la cifra con la que va a ir a la certificadora encargada de evaluar y homologar los resultados en las pruebas oficiales.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto