Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Pick-ups para los vigilantes de la playa

Estos vehículos todoterreno son fundamentales para aumentar la eficacia de los servicios de socorrismo y de mantenimiento de las playas. Sus características técnicas los hacen ideales para estos propósitos y contribuyen a que se pueda disfrutar de playas limpias y seguras cada verano.

Todos los veranos se acerca miles -o millones- de personas a las playas, normalmente sin consecuencias, pero a veces los servicios de socorrismo y rescate deben actuar para salvar vidas. Dentro de la dotación vehicular de este servicio público no pueden faltar los pick-up en áreas de cierto tamaño.

Las características de los pick-up son ideales como vehículos de intervención rápida: tienen capacidad todoterreno, permiten cargar con todo el equipamiento necesario, no necesitan transportar a muchos pasajeros y facilitan el proceso de carga y descarga. Además, pueden salir a carretera si fuese necesario con todas las garantías.

Estos vehículos de intervención rápida suelen contar con botiquín de primeros auxilios, tablas de surf, flotadores o torpedos, desfibriladores, chalecos salvavidas, banderas de señalización, equipos de radio, etc. Normalmente se les exige una rotulación especial y contar con luces de emergencia (por ser vehículos prioritarios), aunque dependiendo de la autoridad costera puede haber más requisitos.

Por ejemplo, El Puerto de Santa María (Cádiz) prefiere pick-up con una potencia mínima de 136 CV, una cilindrada cercana a 2,5 litros, caja descubierta y una antigüedad inferior a los cinco años. En Calviá (Mallorca) solo exigen que tenga un motor diésel. En Puerto del Rosario (Fuerteventura) el motor da igual.

En las playas de Estados Unidos es lo más normal ver vehículos de este tipo, en la serie noventera "Los vigilantes de la playa" (o "Baywatch") nos hartamos de verlas. De hecho, es normal que algunos fabricantes aporten los vehículos como forma de responsabilidad social corporativa (RSC) y ya de paso para publicitarse un poco.

En Portugal el importador de Volkswagen lleva colaborando con el Instituto de Socorros a Náufragos desde 2011. Sus pick-up Amarok han contribuido a salvar a más de 400 personas desde entonces. Actualmente la flota es de 28 unidades de Amarok V6 TDI, renovada este año, que incluyó como novedad los desfibriladores en caso de lidiar con problemas cardíacos.

Volkswagen Amarok en Portugal

Aunque Portugal no tenga tanta playa como España, esta flota de pick-up hace 300.000 kilómetros al año, es decir, unos 10.700 kilómetros por vehículo, y concentrando su actividad en muy pocos meses. Desde 2011 han colaborado en más de 2.100 misiones de rescate.

Circular por playa no está al alcance de cualquier vehículo todoterreno. Para empezar, es complicado en términos de motricidad ir sobre arena, que puede hundir parcialmente vehículos de poca altura libre, o poner en jaque a aquellos que no tengan diferenciales autoblocantes.

Por otra parte, en algunas playas hay suficientes desniveles, piedras u otros accidentes del terreno que arruinarían unos neumáticos convencionales o de tipo SUV (casi todos son para ir por carretera). Además, es necesario contar con motores potentes, y los pick-up suelen tener propulsores con bastante fuerza.

Presentación temporada 2019 de playas en Bizkaia - Fotografía: Diputación Foral de Bizkaia

Los pick-up no sirven únicamente para los socorristas. Mucha gente trabaja para que podamos disfrutar de las playas. Solo en el caso de Bizkaia y para la temporada 2019 hablanos de 273 personas, de las cuales son 154 socorristas, 30 hondartzainas (vigilantes multipropósito) y otros 89 para labores de limpieza. Tres pick-up forman parte del dispositivo veraniego.

Otra utilidad evidente de los pick-up es poder remolcar equipamiento de un lado a otro, en algunos pliegos de condiciones se exige que dispongan de bola. Por ejemplo, pueden trasladar las motos de agua de un punto a otro de la playa usando un remolque adaptado para ellas.

En España no tenemos mucha cultura de uso de pick-up, al menos para particulares, ya que son vehículos fundamentalmente de servicio y para profesionales. Al menos ya no tienen la limitación de circular a 90 km/h, como los camiones ligeros, la DGT ya les dio la consideración de turismos.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto