¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Qué va a cambiar en el WEC tras la pandemia del COVID-19?

    Aston Martin es uno de los fabricantes involucrados en el Mundial de Resistencia.

    Pierre Fillon y Gerard Neveu, como cabezas visibles del ACO y el WEC, han analizado la situación del campeonato.

    La normativa LMH entrará en vigor en 2021 y los prototipos LMDh deberían llegar en 2022. Estos no son los únicos cambios.

    La pandemia de COVID-19 ha alterado por completo los planes del WEC. Con final alternativo de temporada incluido, el Mundial de Resistencia dejará atrás su calendario bianual y tendrá de nuevo un formato de una campaña por año natural. Esta circunstancia ha provocado a su vez un retraso de seis meses en el debut de los hypercar (LMH), los nuevos prototipos que protagonizarán la clase reina del campeonato hasta 2022, donde se debería unir a ellos los prototipos LMDh. ACO, como promotor de la serie, trabaja con la premisa de que «en cada crisis hay una oportunidad» y que esa situación permitirá acelerar la integración de una nueva visión del automovilismo.

    Desde ACO asumen que el mercado automovilístico va a menguar en los próximos meses, algo que se trasladará al mundo de la competición. Con un retroceso del 55% en las ventas en toda Europa, el WEC se prepara para la posible pérdida de proyectos oficiales de fabrica y también de equipos privados. Aunque Pierre Fillon y Gerard Neveu consideran que las 24 Horas de Le Mans son únicas y tienen su supervivencia asegurada, también son conscientes de la necesidad de tener unas European Le Mans Series (ELMS) y un WEC fuerte que respalde a la cita francesa. Es por eso que desde el ACO se busca acelerar el desarrollo de nueva tecnología para atraer y retener a los fabricantes.

    El futuro del WEC se define así en clave eléctrica con la tecnología de la pila de combustible de hidrógeno a nivel de marcas, pero también en la reducción de costes para mantener el nivel de los proyectos privados y los 'gentleman drivers'. Un control presupuestario que también se está aplicando a los proyectos de la categoría reina del WEC, con una reducción de los gastos del 75 ú 80% entre los actuales LMP1 y los futuros LMH o LMDh. Sin embargo, ACO también considera que el futuro de la competición está en potenciar de forma paralela los deportes electrónicos y otros puntos anexos a la propia categoría.

    Fotos: FIA WEC