¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Samsung SDI presenta una batería de estado sólido con una autonomía de 800 kilómetros

    Detalle de la batería de Samsung SDI con 500 kilómetros de autonomíaEngadget

    Los especialistas en investigación del gigante surcoreano van profundizando en la tecnología de baterías de estado sólido. Samsung SDI acaba de presentar un estudio, junto a un prototipo del dispositivo de almacenamiento de energía, demostrando una autonomía de 800 kilómetros con una sola carga, un nuevo capítulo en los coches eléctricos.

    Por ahora, se encuentra en fase de estudio, pero los investigadores del Instituto Avanzado de Tecnología de Samsung han desvelado un prototipo de una batería de estado sólido capaz de ofrecer una autonomía máxima de 800 kilómetros con un asola carga, y soportar un millar de ciclo de carga y descarga.

    Los responsables del proyecto están dando una primeriza respuesta a una de las demandas más ansiadas de los fabricantes, la tecnología de estado sólido, que ofrece una mayor densidad de energía y, por tanto, autonomía, además de ser más estables químicamente que las baterías convencionales de ion litio usadas hasta ahora, que disponen de un electrolito líquido.

    Desde izquierda a derecha, Yuichi Aihara, ingeniero principal de SRJ, Yong-Gun Lee, investigador principal y Dongmin Im, líder del Instituto Avanzado de Tecnología de Samsung

    Un equipo en el que participan coreanos y japoneses, también del departamento de investigación y desarrollo de Samsung SDI, han sustituido el litio del ánodo de la batería por una capa de plata y carbono, dado que el litio es un elemento metálico que puede producir dendritas, unos pequeños cristales con forma de aguja que se generan durante la carga causando daños irreparables en el conector.

    Los estudios de los técnicos han concluido que, gracias a una capa de plata y carbono ultrafina era posible crear una mayor capacidad y una vida útil más larga, por lo que han reducido el espesor del ánodo y aumentado la densidad de energía haciendo el electrodo negativo de la batería más delgado que una batería de ion litio.

    Los responsables señalan que todavía no está lista para su producción en serie y que todavía llevará unos años; como poco, no antes de 2023 y hasta lo que llaman "Charged for Auto 2.0", la segunda generación de coches eléctricos. Toca esperar todavía por unos años, un período en el que se investigará la disponibilidad de estos materiales y se diseñará el proceso de producción, lo que permitirá también ir reduciendo el precio de la tecnología.

    Fuente: Samsung News