¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El SCG 007 LMH está más cerca de debutar en Portimao que en Spa

    Scuderia Cameron Glickenhaus maneja distintos escenarios en el desarrollo de su SCG 007 LMH.

    Glickenhaus aparece entre los inscritos de las 6 Horas de Spa, si bien su presencia en Bélgica está en duda.

    Jim Glickenhaus considera que es más realista pensar en las 8 Horas de Portimao como escenario del debut del SCG 007 LMH.

    Scuderia Cameron Glickenhaus sigue dando pasos en el desarrollo de su prototipo hypercar. Aunque el SCG 007 LMH tuvo un pequeño accidente en su último test en Vallelunga, la estructura está dentro de los plazos que se ha marcado antes de homologar el coche con el que competirá en la clase reina del WEC. Plazos que no se van a ver afectados por los cambios de fechas en las primeras citas del Mundial ante el aplazamiento de las 24 Horas de Le Mans. Y aunque competir en la primera cita del campeonato es una opción, no está ni mucho menos confirmada.

    El debut del SCG 007 LMH en las 8 Horas de Portimao quedó totalmente descartado cuando la cita lusa era la ronda inaugural del WEC. Sin embargo, Glickenhaus abrió la puerta a que su prototipo pudiera competir en las 6 Horas de Spa cuando la ronda belga pasó a ser el primer evento del Mundial, entre otras cosas porque la prueba en el circuito situado en las Ardenas tendrá lugar un mes después de la fecha original de apertura del certamen. De hecho, Glickenhaus está entre los inscritos de las 6 Horas de Spa, pero la presencia del SCG 007 LMH en Bélgica no está asegurada.

    De hecho, Jim Glickenhaus medita no competir en las 6 Horas de Spa a principios de mayo y vuelve a pensar en las 8 Horas de Portimao como escenario del debut del SCG 007 LMH, ya que ahora la prueba se disputa en junio. El equipo ganaría así tiempo extra para afrontar con garantías la homologación de su prototipo: «El coche es sólido, la curva de aprendizaje para los pilotos está siendo empinada, porque nuestro prototipo no es un LMP1. Al final, estamos ante un coche único y su homologación será para cinco años. Sería bastante estúpido correr ahora por tenerlo cuanto antes. Creo que viajaremos a Spa, pero será difícil competir. Creo que no funcionaría».

    Fotos: Scuderia Cameron Glickenhaus