¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Pieza única: el Shelby Cobra 427 de uso personal de Carroll Shelby a subasta

    14
    Shelby Cobra 427 ex Carroll ShelbyMecum Auctions

    Mecum Auctions va a subastar una pieza muy especial, de gran valor tanto económico como histórico, el Shelby Cobra 427 chasis CSX3178. Este ejemplar fue propiedad de Carroll Shelby desde que fue ensamblado en 1965 hasta su fallecimiento en 2012, por lo que podemos esperar que se convierta en uno de los ejemplares más caros del modelo.

    La aparición de un ejemplar original del Shelby Cobra 427 siempre es todo un acontecimiento, dada la importancia histórica y la rareza de este modelo, probablemente el más copiado de toda la historia. Por lo que la puesta a la venta de una unidad en perfecto estado que además perteneció originalmente al mismísimo Carroll Shelby es toda una noticia de portada.

    El ejemplar que protagoniza estas fotografías es uno de los 5 ejemplares del modelo que fueron fabricados en gris Charcoal Gray y fue propiedad de Carroll Shelby hasta su fallecimiento en 2012. Su segundo y actual propietario lo adquirió a los herederos del tejano y ahora, tras ser sometido a un extenso y laborioso proceso de restauración, ha decidido ponerlo a la venta en un evento de Mecum Auctions en Kissimmee, Florida.

    Tras su restauración vuelve a contar con su configuración original.

    De las distintas versiones que podemos encontrar de los Cobra originales, los desarrollados y fabricados por AC Cars y la compañía de Carroll Shelby, los más cotizados y deseables son los equipados con los bloques Big block de Ford, los monstruosos V8 de 7.0 litros o 427 pulgadas cúbicas a los que debe precisamente su nombre.

    Para acoger este enorme bloque y digerir los cerca de 400 caballos que era capaz de entregar, los chicos de Shelby tuvieron que adoptar unos ejes considerablemente más anchos, de ahí la musculada carrocería que caracteriza a los Cobra 427. Una silueta que ha sido reproducida hasta el infinito por numerosos fabricantes de réplicas y que hoy día sigue teniendo muchos adeptos.

    Subasta

    Esta unidad fue objeto de un extenso trabajo de restauración en 2019, que le devolvió la configuración original con la que fue fabricada en 1965. Ya que a partir de la década de los setenta y estando aún en manos de Carroll Shelby, esta unidad cambió varias veces de color. A nivel mecánico encontramos el V8 427 asociado a una transmisión manual de 4 velocidades. Teniendo en cuenta que el último Cobra perteneciente a Carroll Shelby se convirtió en el deportivo estadounidense más caro de la historia (hasta 2018), cuando alcanzó 13.75 millones de dólares en una subasta de RM Sotheby’s en Monterey 2016, es de esperar que esta unidad también alcance una puja millonaria.

    Pieza única: el Shelby Cobra 427 de uso personal de Carroll Shelby a subasta