¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Shelby Mustang GT500 Super Snake 'Signature Edition'

    Shelby quiere despedir la quinta generación del Mustang a lo grande, con una edición especial de su GT500 Super Snake limitada a sólo cincuenta unidades. El Shelby Mustang GT500 Super Snake 'Signature Edition' será un paquete de personalización que incluye numerosas mejoras, junto a una potencia aumentada a más de 850 CV.

    Con el nuevo Ford Mustang comenzando su vida comercial, ya tenemos una versión de altas prestaciones luciendo el nombre de Shelby (aunque desarrollada por Ford Perfomance), ese espectacular Ford Mustang Shelby GT350 2015. Pero la pasada generación del Mustang, la quinta en la historia del modelo, se resiste a morir sin un último coletazo final de la mano de Shelby American.

    El brutal Shelby GT500 dispondrá de una edición especial para realizar una despedida a lo grande. Realmente no será un adiós definitivo, sino muy probablemente un "hasta luego", ya que esperamos ver en el futuro un nuevo Mustang GT500. Pero mientras esperamos por esa nueva generación, parece que no habrá tiempo para aburrirse.

    Fabricado desde el año 2007, finaliza el 2014 y también la producción del GT500. Pero hasta el 31 de Enero del 2015, Shelby ofrecerá esta 'Signature Edition', una personalización limitada a sólo 50 unidades, por lo que sin duda se convertirá en algo muy exclusivo. Para ello, será necesario un Shelby GT500 como base de partida, además de los 44.995 dólares adicionales que cuesta la preparación, unos 37.000 euros al cambio.

    ¿Y qué incluye esta 'Signature Edition'? Por ejemplo, llantas de aleación Weld, compresor Kenne Bell, frenos específicos o un paquete de refrigeración de Shelby Performance, junto a detallitos exclusivos como una placa conmemorativa de la edición en su interior, logotipos 'Super Snake Signature Edition' en su exterior, cualquier pintura que desees entre las disponibles para el GT500 o una cubierta exclusiva para su motor.

    Todas las conversiones de un Mustang GT500 en un Super Snake 'Signature Edition' se realizarán en la sede de Shelby American, en Los Angeles, por lo que hay que contar también con el transporte adicional, además del vehículo base y los prácticamente 45.000 dólares que cuesta la conversión. Es el precio por tener un verdadero y exclusivo muscle car de 850 CV en esta serpiente en peligro de extinción y dispuesta a morder...

    Fuente: Carscoops