¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Tesla ha comprado bitcoins por 1.500 millones de dólares (y ha ganado dinero)

    Tesla ha comprado bitcoins por 1.500 millones de dólares (y ha ganado dinero)
    Cotización BTC/dólar desde su creación hasta febrero de 2021Blockchain.com
    Javier Costas
    Javier Costas6 min. lectura

    La compañía de Elon Musk ha decidido utilizar criptomonedas como reserva de efectivo. Al conocerse la noticia, la cotización del Bitcoin se ha disparado y ha tocado máximos históricos. Más adelante el fabricante admitirá la criptomoneda como forma de pago.

    Las criptomonedas o criptodivisas son una forma de intercambio relativamente moderna. Se trata de divisas que no están respaldadas por nada más allá de la confianza de los usuarios. No hay un banco central detrás. Y el que tiene suerte puede minar monedas desde la nada, si tiene suerte en la matemática combinatoria dejando encendidos ordenadores haciendo cálculos.

    Una de las criptomonedas por excelencia es el Bitcoin, con una vida en el mercado de ya 12 años y desarrollada por Satoshi Nakamoto (seudónimo). A nivel técnico está basada en cadenas de bloques -o «blockchain»- y es realmente complicado falsificar tanto su cantidad como las operaciones ya realizadas.

    Hace unos días Elon Musk reveló su interés en la criptomoneda en la red social Twitter, lo que animó a una subida de la cotización de la criptomoneda. Hoy hemos sabido que Tesla cambió su política de inversiones tras habérselo comunicado a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Estados Unidos, algo a lo que estaba obligada legalmente.

    De acuerdo a su último balance financiero, Tesla contaba con reservas de efectivo de unos 19.000 millones de dólares al cerrar 2020. Semejante cantidad no se guarda en el banco sin más, se puede diversificar en activos de fácil compra/venta como el oro o renta fija, y ahora también en criptomonedas.

    Si bien la propia compañía admite ante la SEC que el Bitcoin es muy volátil (puede subir o bajar rápidamente) y que su adopción es imprevisible, la jugada ya le ha salido rentable al fabricante. La cotización del BTC está en máximos históricos frente al dólar y el euro.

    Sabemos que Tesla invirtió 1.500 millones de dólares en bitcoins. En este momento 1 BTC equivale a más de 35.000 euros o 44.000 dólares. Dicho de otra forma, para comprar un coche Tesla hay que apoquinar por lo menos 1 BTC, para versiones más caras menos de 3 BTC. La criptodivisa ha subido hoy un 13% contra el dólar y un 10% contra el euro.

    En 2017 el Bitcoin tuvo una subida meteórica, curiosamente a la par que Tesla en bolsa al año siguiente

    Al finalizar febrero, el valor de 1 BTC se situaba en unos 32.000 dólares o unos 27.500 euros. Si Tesla decidiese hoy mismo deshacerse de su inversión en BTC, ya habría ganado dinero sin hacer absolutamente nada. Para la reputación de la criptomoneda es todo un respaldo a nivel de confianza.

    Tesla y Bitcoin tienen algo en común, muchos analistas consideran que sus valores de mercado están totalmente fuera de la realidad

    Detrás de esta subida hay quien ha perdido mucho dinero, concretamente los «traders» u operadores en corto que apostaban por la caída del Bitcoin. Como los precios han subido, han tenido que vender apresuradamente para minimizar pérdidas, algo que también ha influido en la subida del Bitcoin como efecto dominó.

    Según Bybt, más de 153.000 traders han tenido que deshacerse de tantas posiciones que han perdido 596 millones de dólares. Este tipo de inversores también han sufrido mucho con el auge de compañías como Gamestop, AMC o Blackberry tras el troleo masivo del subforo «Wall Street Bets» de Reddit. Unos ganan, otros pierden.

    En este tuit Elon Musk se cachondea de los operadores en corto

    En lo estrictamente referido al mundo del automóvil, cuando Tesla admita este medio de pago significa que se podrán adquirir sus coches, abonar servicios postventa, accesorios, etc. Para aquellos que minaron en su día bitcoins o compraron a precios bajos, la suerte está de su lado.

    Durante 2020, 1 BTC cotizó entre 4.000 y 24.000 euros

    Cada día es más difícil minar, pero hace años con una buena potencia bruta de cálculo -y mucho gasto en electricidad- se podían conseguir bitcoins sin utilizar dinero convencional. Quien haya tenido paciencia y no haya vendido, tendrá a tiro un Tesla en un futuro cercano.

    Desde estas líneas, no animo a nadie a que se ponga a minar salvo si tiene conocimientos, acceso abundante a electricidad barata y «hardware» muy caro. La masa monetaria de BTC es fija, lo que significa que cada vez es más difícil obtener monedas válidas para intercambiarlas por otros bienes/servicios o para ir acaparando.