¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Todo lo que sabemos del primer eléctrico de Jaguar

7

Analizamos todo lo que sabemos del primer eléctrico de Jaguar, un modelo que llegará en la segunda mitad de 2018 asaltando el segmento compacto, que podría tener dos versiones con potencias de 300 y 400 CV y con un precio base que estará en torno a los 100.000 euros.

El Jaguar I-Pace será el primer vehículo eléctrico de Jaguar y de JLR. Llegará en la segunda mitad de 2018 aunque a finales de 2017 se presentará oficialmente. Podrá ofrecer una autonomía superior a 500 km y todo el sistema de propulsión está garantizado por Jaguar Racing y su experiencia en la Fórmula E.

Desarrollado sobre una nueva plataforma especial para vehículos eléctricos dada a conocer con el Proyecto Evoque_e, es una arquitectura escalable que puede dar lugar a modelos más pequeños y más grandes que este I-PACE. La alta resistencia que ofrece viene de las estructuras de choque frontal y trasera, los puntos de montaje de la suspensión y piso que están hechos de aluminio ligero, pero especialmente de la batería, que forma la columna vertebral de la estructura y ocupa toda la superficie del suelo.

Dos niveles de potencia

El primer eléctrico de Jaguar será un crossover compacto equipado con una tecnología que ofrecerá unas altas prestaciones con un refinamiento dinámico de primer orden, gracias a dos motores eléctricos, uno en el eje delantero, de unos 150 CV, y otro en el trasero, con unos 250 CV, que se han bautizado como “Electric Axle Drive” (EAD). En conjunto, ofrecerán una potencia máxima de 400 CV y un par motor instantáneo de 700 Nm.

También sabemos que Jaguar también está trabajando en una opción menos potente que tendría 300 CV entre los dos motores, con uno delantero de 120 CV y otro trasero de 180 CV, pero ésta llegará más tarde que la configuración más potente.

La alimentación de los motores se produce mediante una batería de iones de litio capacidad continua de 90 kWh, que cuenta con 36 módulos en cada celda de una combinación de níquel, cobalto y manganeso, que ofrecen una alta densidad de energía. El 80% se carga en 90 minutos con un cargador rápido de 50 kW CC y completa en dos horas. Con una carga completa, la autonomía será superior a 500 km, y acelerará 0 a 100 km/h en 4 segundos.

El sistema de gestión garantiza el rendimiento de la batería con una eficiencia óptima en todas las condiciones. Cuenta con una bomba de calor que ayuda a calentar el interior y la batería, dado que en condiciones de frío extremo soporta hasta -40º pero para su funcionamiento necesita aumentar esa temperatura hasta -20º. Al mismo tiempo, el enfriado se consigue con un circuito de refrigeración de dos vías dedicado y un radiador solo para eliminar el calor generado por las células, pero si las temperaturas son muy altas utiliza el compresor de climatizador automático del habitáculo.

La potencia conjunta de ambos motores se transmite al asfalto mediante una caja de cambios automática ZF de dos velocidades. Esta configuración permite una gestión individual del par motor, por lo que se podrá elegir entre conducir solo con el motor delantero utilizando solo una velocidad de la transmisión y conducir solo con tracción trasera o con total. En estas dos últimas opciones, la transmisión hace uso de las dos velocidades y el cambio entre los modos de tracción o propulsión se realiza pulsando un botón, siendo imperceptible e inmediato gracias a un eje de transmisión que atraviesa el centro de los dos motores.

Los motores eléctricos desarrollados por JLR son de imanes síncronos permanentes con aluminio devanado en lugar de cobre, y han sido diseñados para ofrecer hasta un 30% más de vida útil, al mismo tiempo, que son un 60% más barato de producir.

El I‑PACE contará con todo el equipamiento de los modelos de la marca y con un diseño del interior más futurista dando prioridad a tecnologías avanzada en equipamientos de conectividad y de confort. Su habitáculo es de 5 plazas con un gran espacio para las piernas traseras dada la ausencia de túnel central de transmisión y a su longitud de 4680 mm. Si esta cota se mantiene como en el I-PACE Concept, el volumen de carga del maletero será de 530 litros.

Su precio estará en torno a los 100.000 euros

Si estás interesado en este crossover eléctrico, que se fabricará en Magna Steyr, toma nota de su precio para hacer cuentas. Jaguar dice que será entre un 10% y un 15% más caro que un F-PACE a igualdad de equipamiento. Por un nivel de potencia similar y comparando el Jaguar F-PACE S 3.0 V6 S/C AWD de 380 CV, que cuesta 93.700 Euros, con la versión de 400 CV del I-PACE, como mínimo tendría un precio de 103.070 Euros.

Noticias relacionadas

Todo lo que sabemos del primer eléctrico de Jaguar
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto